Estos son los quince diputados del PSOE que han votado «no» a Rajoy

Pese a la decisión adoptada por el Comité Federal del pasado domingo, varios parlamentarios no respetaron la disciplina de voto

MadridActualizado:

La abstención a la investidura de Mariano Rajoy que adoptó el Comité Federal el PSOE del pasado domingo no fue sido seguida por todos los diputados socialistas, como era previsible. Tras establecer que se trataría de una abstención en bloque y no técnica —como solicitaban las voces críticas con la decisión— los contrarios a esta resolución —finalmente quince— decidieron romper la disciplina de voto del partido y continuar con su negativa a la candidatura del popular.

Los más reacios a acatar la resolución fueron desde el principio los diputados que pertenecen al PSC, que finalmente cumplieron con su amenaza. Los siete diputados de la federación —Meritxell Batet, José Zaragoza, Mercé Perea i Conillas, Lídia Guinart, Marc Lamuà, Manuel Cruz y Joan Ruiz i Carbonell— votaron «no» a la investidura de Mariano Rajoy, desmarcándose de lo que hicieron la mayoría de los parlamentarios del grupo. Los socialistas catalanes, a través del secretario general de la federación, Miquel Iceta, habían anunciado desde antes de que se celebrara el Comité Federal que su postura seguiría siendo la misma saliera lo que saliera, y tras la resolución adoptada ratificaron su decisión en su Consejo Nacional.

Sin embargo, no fueron los únicos que optaron por desobedecer la hoja de ruta del partido. La diputada por Orense Rocío de Frutos manifestó hace ya unos días a través de Twitter su intención de no seguir el resultado del Comité Federal y no abstenerse, y así lo hizo este sábado en el Congreso.

Rajoy también recibió el «no» de Margarita Robles, diputada por Madrid, que, como sus compañeros, ya había anticipado que no iba a seguir la decisión del Comité Federal, pese a los intentos de la gestora del partido de que todos los parlamentarios optaran por la abstención. La exmagistrada del Tribunal Supremo aseguró esta semana que su decisión de no abstenerse era «muy meditada» y «muy coherente», y así lo ha hecho. Tras la votación aseguró que «tenía que votar no con toda contundencia», puesto que «mi compromiso con los que me votaron es lo más importante para mí». También Zaida Cantera, que en principio no había confirmado su postura, anunció esta semana que rompería la disciplina de voto y, por tanto, votaría «no». A la salida de la Cámara Baja, esta diputada manifestó que se sentía «muy bien en cuanto al voto y muy mal por cómo se han producido las circunstancias».

Susana Sumelzo, diputada por Zaragoza, cumplió también con su palabra y rompió la disciplina de voto del PSOE, del mismo modo que el ex alcalde de San Sebastián Odón Elorza, que en los últimos días ya se había mostrado muy crítico con la decisión de que la abstención fuera en bloque y con la gestión que la gestora que dirige ahora mismo el partido estaba llevando a cabo respecto al papel de los diputados críticos con la resolución del Comité.

La presidenta de Baleares, Francina Armengol, también había apostado en los últimos días por que los dos diputados de su federación, Sofía Hernanz y Pere Joan Pons, rompieran la disciplina de voto y mantuvieran lo que calificaron como «coherencia». Y así lo mantuvieron, ya que ambos dijeron «no» cuando fueron mencionados en la Cámara para que dijeran su voto. También la diputada por Palencia María Luz Martínez Seijo votó que «no» a Rajoy, rompiendo lo establecido por el Comité Federal. En concreto, esta parlamentaria aseguró a la salida de la Cámara Baja que «ha sido durísimo y muy desgarrador», pero dijo que tenía que «responder ante los militantes de Palencia».

Los diputados que han decidido votar «no» a Rajoy
Los diputados que han decidido votar «no» a Rajoy- EFE

Algunos de estos parlamentarios se enfrentan a una multa por no haber seguido con las directrices de su partido. El PSOE podría multarles con 600 euros e incluso terminar expulsándoles del grupo, pero por las posiciones que han manifestado los miembros de la gestora en las últimas semanas, parece que no se va a llegar hasta tal extremo y simplemente serán sancionados económicamente. Sin embargo, solo tienen autoridad con seis de ellos, puesto que dos son independientes —Robles y Cantera— y los otros militantes del PSC, sobre los que no tienen jurisdicción.

Por otra parte, ha habido dos diputadas partidarias del «no» que finalmente decidieron seguir la decisión del Comité Federal y abstenerse, aunque adornaron la fórmula con la que lo han hecho para mostrar su desacuerdo, de manera que al ser llamadas para votar por los miembros de la Mesa, tanto Adriana Lastra como María González Veracruz respondieron: «Por imperativo, abstención».