Una autofoto de Igor el Ruso, publicada en su perfil en la red social Facebook
Una autofoto de Igor el Ruso, publicada en su perfil en la red social Facebook - ABC

«Espero que "Igor el Ruso" no salga nunca de prisión»

Hasta 1.500 carabineros persiguieron al asesino de Teruel, un exmiliciano serbio muy bien adiestrado, durante meses

RomaActualizado:

La noticia de la detención de Igor el Ruso, el asesino más buscado por la policía italiana en los últimos ocho meses, ha sido acogida en Italia con un suspiro de alivio y con agradecimiento a las fuerzas del orden españolas: Igor el Ruso se había convertido en una pesadilla para la policía italiana. Norbert Feher –este era su nombre en el registro de nacimiento–, de 36 años, también conocido como Igor Vaclavic, o simplemente «Igor el Ruso», nació en Serbia pero tenía tres identidades: serbia, croata e italiana. Estaba fugado desde el primero de abril y mató a dos personas cerca de Bolonia: el propietario de un bar y un guardia ecologista voluntario.

«Igor el Ruso» era un delincuente sumamente violento y peligroso, escurridizo y agresivo, siempre armado y de gatillo fácil, descrito como un exmiliciano muy bien adiestrado. Había pasado ocho años de cárcel en Italia por robos, condenas por las que recibió dos decretos de expulsión no ejecutados. Desde abril logró escabullirse, siguiendo técnicas militares, que lo transformaron en un fantasma inalcanzable para cientos de policías. Hasta 1.500 carabineros lo persiguieron durante meses de manera infructuosa, lo que suscitó cierta frustración y desesperación entre los familiares de sus víctimas, lo que suscitó fuertes polémicas entre los italianos.

Amigos y parientes de las víctimas llegaron a ofrecer 50.000 euros para quien informara sobre el asesino. El ministro del Interior, Marco Minniti, tuvo que prometer, ante el fracaso policial y la desconfianza que se había producido, que no descansaría hasta encontrarlo, algo que ocurrió ayer de madrugada. «Confío en que nunca salga de prisión, aunque esto no podrá cambiar nunca mi drama. Tenían que haberlo matado. Creí que nunca sería capturado», manifestó María Sirica, la viuda de Davide Fabbri.

Hace algunas semanas los carabineros presentaron una comisión rogatoria en España, porque algunas pistas indicaban su presencia en nuestro país desde verano. El fiscal de Bolonia, Giuseppe Amato, ha manifestado que Italia pedirá su extradición, aunque medios italianos consideran que será juzgado en España.