Enrique Riobóo, en el plató de Canal 33 desde el que Pablo Iglesias hacía «La Tuerka»
Enrique Riobóo, en el plató de Canal 33 desde el que Pablo Iglesias hacía «La Tuerka» - ISABEL PERMUY
ENTREVISTA AL EXSOCIO DEL LÍDER DE PODEMOS

Enrique Riobóo: «Los iraníes pagaban a Pablo Iglesias en sobres con billetes de 500 euros»

Pablo Iglesias hizo «La Tuerka» en la cadena de Riobóo, que vivió en primera persona la llegada de los iraníes

Actualizado:

Enrique Riobóo estaba cubriendo el 15-M en la Puerta del Sol cuando se le acercó «un profesor con coleta» que quería «derribar el sistema» a través de la televisión. Al poco de iniciar el proyecto, el actual líder de Podemos trajo a los inversores iraníes y se los presentó al periodista. Recibe a ABC en el plató que sirvió a Pablo Iglesias como primer trampolín hacia su «asalto».

¿Cómo empezó su relación con Pablo Iglesias?

Se me presentó en el 15-M y me dijo que hacía una tertulia en Tele K, en Vallecas, pero no tenían medios técnicos y me pidió llevarla a mi canal. Lo hicimos a coste cero: yo ponía la tele, los medios, y él hacía el programa, «La Tuerka», con su equipo y sus invitados. Empezamos en septiembre de 2012.

¿Cuándo aparecen los iraníes?

Yo le había dicho a Pablo que intentara conseguir algún patrocinador para «La Tuerka» vía universidad, y me comenta que sí, que está en ello. A finales de octubre de 2012 me dice «Enrique, ya tenemos la solución, vienen los iraníes, se instalan en Europa, van a instalar en Madrid Hispan TV, vamos a verlos que llegan los petrodólares» (ríe).

¿Usted se reúne con ellos?

Sí, Pablo me lleva a ver a los iraníes de 360 Global Media (la productora investigada) y nos reunimos una media docena de veces con Mahmoud (Mahmoud Alizadeh, administrador de la productora iraní). Los iraníes tienen plena confianza en Pablo, que representa el 15-M, y eso es lo que él quiere visibilizar. De ahí su frase de «no se hace política en los partidos políticos, sino en televisión». Pablo les pide financiación y le dicen «vale, te la damos, pero nos haces algún programa». Los iraníes querían financiarle como cabeza del 15-M y por sus conexiones vía universidad, que la consideraban un embrión de cambio. El 15-M tenía que ser el primer escalón para el objetivo último, que era tumbar el sistema. Pablo me lo confiesa claramente: «En la medida de las posibilidades que tengamos, vamos a tumbar el sistema y nos vamos a visibilizar con la financiación que obtengamos».

¿A qué acuerdos económicos llegan con los iraníes?

Yo firmo contrato con una empresa de la televisión pública domiciliada en Teherán para emitir la señal de Hispan en Madrid, y Mahmoud me paga en metálico, en concreto 5.000 euros en en noviembre de 2012, 5.000 en diciembre y 5.000 en enero de 2013. Siempre en un sobre con diez billetes de 500, pero yo hacía una factura contra esos billetes a nombre de la empresa de Teherán.

¿Pablo Iglesias también cobraba en billetes de 500?

Sí, delante de mí, pero su sobre era más abultado. Yo calculo que mínimo eran 6.000 euros mensuales, aunque en su caso no sé si existen esas facturas... Yo he retado varias veces a Pablo para que lo demuestre.

¿Por qué usted dejó de cobrar?

Yo sólo cobré esos tres meses porque llegó el embargo a Irán y lo cumplí. Mahmoud me dijo «nos vamos a reír del embargo, estamos comprando intereses y empresas en Dubái», para pagarme a través de intermediarios, pero me niego. Sin embargo, Pablo Iglesias siguió cobrando de ellos, se saltó el embargo.

¿El dinero que cobraba Iglesias era para costear «Fort Apache»?

Pablo reúne a su gente en este plató, donde estamos ahora mismo tú y yo, y les dice «vais a hacer “La Tuerka” y no vais a cobrar un duro, ya estáis acostumbrados, pero vais a cobrar bien de Irán cuando hagamos “Fort Apache” y con eso haremos también “La Tuerka”». Pero han cobrado mucho más, porque 360 Global Media contrató a gente del equipo de “Fort Apache” (la Policía calcula que el «entramado de comunicación de Podemos» ha cobrado de Irán más de dos millones de euros).

¿Por qué cree usted que Irán invirtió ese dinero en Pablo Iglesias?

Irán tiene mucho interés en el movimiento socialista que se supone que ellos representan, con todas sus limitaciones, como no respetar derechos humanos, pero quieren que ese movimiento tenga cómplices en Europa. Quieren mejorar su imagen porque intuyen que Estados Unidos quería decretarles el embargo. Son los tiempos en los que echan a los inspectores nucleares de la ONU. Necesitan inyectar dinero para mejorar su situación en Europa y a la vez socavar el sistema capitalista, que en Irán no lo pueden ni ver. Para ellos el capitalismo es el demonio. La apuesta era asaltar Izquierda Unida y quedarse con las siglas, sin crear un partido nuevo. Eso es lo que quería Mahmoud. Como ese objetivo no lo consiguen, entiendo que no se podía perder el dinero y crean Podemos.

Entonces, Irán hace una clara apuesta por la figura de Pablo Iglesias, ¿no?

Efectivamente. En las reuniones con Mahmoud es el que le dice «Pablo, tienes que salir en los programas de la televisiones nacionales y, si no lo consigues de una manera, se consigue con dinero. Encargamos trabajo a periodistas y productoras, las que tú nos digas, Pablo, y así no te van a negar que aparezcas en su televisión». Sé que se ha hecho así.

Usted se benefició de los contactos de Pablo Iglesias con Irán, aunque solo fuera tres meses.

Sí, él me consigue a los iraníes. Me dice «tú tienes un canal libre, puedes distribuir la señal de Hispan en Madrid, pero antes de darles el precio piensa una cosa, a mí me vas a dar el 40 por ciento». Se me pone de comisionista y me dice «pero sin factura porque esto es una asociación cultural». Le dije, Pablo, me creas un problema... Como vi que esto iba a durar poco, yo facturaba 5.000 euros al mes a Irán y luego a él le daba 2.000 de mis ahorros, en «b», en billetes. Pero como era extraño, pensé que eran capaces de pedirme el dinero dos veces y le pedí a Pablo que me firmara un recibo y dijo «Sarah (Sarah Bienzobas, actual asesora del gobierno municipal de Manuela Carmena), echa un garabato», y lo firmó Sara. Yo le di en negro 6.000 euros en total, más lo que diera Irán.

¿Pablo Iglesias pagaba a su equipo en metálico?

A Pablo se le caían monedas del bolsillo para su equipo y me refiero a la proporción, porque la parte del león se la quedaba él. La mayor parte de su equipo eran voluntarios, pero les daba algo en negro. He visto a Sara Bienzobas darle 50 euros a un cámara, 80 al realizador... Pero, «quien trabaja soy yo, Enrique», me decía Pablo.

¿Qué papel desempeñó Juan Carlos Monedero?

Monedero, que me llamaba «compa», venía a «La Tuerka», pero el recaudador de Irán era Pablo. Él se encargaba de Venezuela en esas mismas fechas. Fue a Caracas a pedir dinero a Maduro, que le dio 200.000 euros.