El embajador francés en España, Saint-Geours junto a S.M. los Reyes de España
El embajador francés en España, Saint-Geours junto a S.M. los Reyes de España - REUTERS

El embajador galo dice que los independentistas ya no tratan de convencerle al conocer la postura de Francia

Saint-Geours no teme un contagio del movimiento secesionista al sur de su país

MadridActualizado:

El embajador francés en España, Yves Saint-Geours, aseguró hoy ante un grupo de periodistas que el Gobierno de la Generalitat sabe perfectamente cuál es la posición de Francia sobre el proceso secesionista en Cataluña y que, por ello, sus responsables no insisten en tratar de explicarle sus argumentos.

Saint-Geours dijo haber tenido hace tiempo conversaciones con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y con el vicepresidente, Oriol Junqueras, así como con el consejero de Exteriores, Raúl Romeva. A este lo vio por última vez durante la manifestación tras los atentados en Barcelona y Cambrils, pero, según indicó, no comentaron nada sobre el proceso soberanista.

En cualquier caso, el embajador reiteró que Francia siempre ha dejado claro que el independentismo es un asunto interno de España y que su relación es con una España fuerte y unida en su marco constitucional. Para subrayar esta idea, recordó que en una rueda de prensa conjunta con el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, el pasado mes de junio en París, el presidente francés, Emmanuel Macron dijo textualmente: «Se trata de un tema interno de España y no tengo ningún comentario que hacer al respecto. Conozco un socio y un amigo, que es España, España en su conjunto. Tengo un interlocutor y está aquí a mi lado, se llama Mariano Rajoy. El resto no me concierne».

Según Saint-Geours, el Gobierno español es consciente de cuál es la posición de Francia y también la conocen los independentistas, por lo que no insisten ya en tratar de explicar sus ideas.

No se teme un contagio independentista

Reconoció el embajador que lo que suceda a un socio y aliado como es España le interesa a Francia, pero precisó que no teme que haya un contagio del movimiento independentista a zonas del sur de su país.

Saint-Geours recordó la protesta formulada por el Gobierno francés ante su interlocutor, el Gobierno español cuando en 2016 el Parlament de Cataluña aprobó una declaración en la que se defendía derecho de autodeterminación de los Países Catalanes, incluyendo en ellos territorio galo del Rosellón. También condenó la quema de banderas, entre ellas una francesa, hace una semanas, pero puntualizó que no se ha presentado ninguna denuncia.