Anna Gabriel, en el Parlament
Anna Gabriel, en el Parlament - EFE

Elecciones CataluñaSolo tres de cada diez prefieren una coalición independentista

El 27,6% preferiría que se formara una coalición entre partidos constitucionalistas después de las elecciones del día 21

MadridActualizado:

La posibilidad de que una coalición independentista gobierne en Cataluña después del 21-D causa rechazo a la inmensa mayoría de los ciudadanos de esa Comunidad. Solo tres de cada 10 (el 31,2 por ciento) prefiere un Gobierno autonómico que suponga, en la práctica, una reedición de lo que ha vivido Cataluña en los últimos años.

Frente a esa opción de vuelta al pasado, prácticamente la mitad de los catalanes se decantarían por otra vía que marcara una diferencia respecto a la última etapa. Así, el 27,6 por ciento preferiría que se formara una coalición entre partidos constitucionalistas después de las elecciones del día 21. Es un porcentaje que está solo 2,6 puntos por debajo de la primera opción, la de los independentistas.

Hay una tercera posibilidad, que es carne de tertulias: la de una coalición «de izquierdas», formada por ERC, el PSC y Catalunya en Comú. Es la mejor opción para un 20,6 por ciento de los catalanes. Plantea varios problemas, por ejemplo que el PSOE aseguró que no pactaría con Junqueras. Pero también que los números no dan, ya que sumarían entre 58 y 62 escaños, por lo que necesitarían el concurso de otros partidos. Los equilibrios tendrían que ser múltiples y deberían resolver la primera cuestión: ¿Quién estaría en la Presidencia, ERC o el PSC?

ERC, en Gerona y Lérida

ERC está por delante del PSC en las cuatro provincias. En Barcelona y Tarragona, el primer partido es Ciudadanos, mientras que en Gerona y Lérída domina el partido de Junqueras y Rovira. Estas dos últimas priman la representación independentista, por la ley Electoral. De hecho, Barcelona lleva al Parlament a 85 diputados frente a los 100 que le tocarían por población, una infrarrepresentación que beneficia al resto de provincias, donde los separatistas tienen más fuerza. Las otras tres provincias, por tanto, aportan 50, cuando les tocaría 35.

El PP podría quedarse sin representación en Gerona, pero no sería el único partido. Los ocho escaños de Catalunya en Comú se reparten únicamente entre Barcelona (7) y Tarragona (1). También la CUP se quedará sin diputado en la provincia de Lérida.