Elecciones Cataluña 21DArrimadas se impone en votos y escaños por primera vez a una semana del 21-D

JpCat alcanza a ERC en la recta final, pero ambos podrían perder hasta ocho diputados según la encuesta GAD3 para las elecciones catalanas del 21D

MadridActualizado:

Los candidatos a las elecciones catalanas del 21Dllegan a la recta final de la campaña con los resultados totalmente abiertos, y con tres partidos a la cabeza que se disputan la primera posición por pocos votos, aunque Ciudadanos tiene una ligera ventaja. Según la encuesta de GAD3 realizada para ABC, el partido de Albert Rivera e Inés Arrimadas podría dar la gran sorpresa el 21-D, ya que en este momento ganaría las elecciones de Cataluña 2017, en número de votos y de escaños, y tendría la responsabilidad de intentar formar Gobierno. Muy cerca se disputan la segunda posición los partidos de Carles Puigdemont y de Oriol Junqueras, pero cada día que pasa la formación del independentista fugado come terreno a ERC y ambos han entrado en una nueva espiral de mensajes radicales.

Hoy es el último día que pueden publicarse encuestas, según la ley electoral, y el trabajo de campo de GAD3 se ha realizado esta misma semana, entre los días 12 y 14. Esta última foto fija de la contienda electoral muestra una carrera todavía sin decidir, en la que cada día que queda de campaña será fundamental para movilizar al electorado, inclinar la balanza y decidir el resultado final.

La campaña de las elecciones catalanas del 21D le está sentando muy bien a Ciudadanos, que con un 23,2 por ciento de estimación de voto sería el partido con más apoyos en las urnas el próximo jueves. La otra gran novedad es que el partido de Arrimadas no solo supera a sus rivales en votos, sino también en número de escaños, algo que es más complicado aún por una ley electoral que prima a las provincias de Lérida y Gerona, donde los independentistas suelen tener más peso.

Ciudadanos alcanzaría ahora mismo los 31 o 32 diputados en un Parlamento autonómico que tiene 135 escaños, y cuya mayoría absoluta se sitúa en 68 votos. Pero quedan aún seis días hasta las elecciones de Cataluña del 21D, y la tendencia del partido naranja está siendo claramente al alza, por lo que no puede descartarse que mejore más su resultado. La progresión electoral de esta formación ha sido positiva: en las elecciones de septiembre de 2015 se erigió como principal partido de la oposición en el Parlamento autonómico, con un 17,9 por ciento de votos y 25 diputados. En la encuesta de noviembre, ya pisaba los talones al primero, ERC, con un 22,3 por ciento de estimación de votos y 29-30 escaños. En apenas un mes ha superado al partido de Junqueras y Marta Rovira.

Vídeo: Arrimadas ha pedido enterrar con «votos naranjas» el proceso independentista

Ciudadanos ha logrado rentabilizar un hecho que en realidad debería haberse asociado al PP, como es la respuesta contundente del Estado contra el golpe separatista y la aplicación del artículo 155. Los populares, sin embargo, se han desinflado y llevan camino de registrar un resultado que les dejaría en una situación muy delicada en esta Comunidad. El presidente Rajoy, que ha redoblado su agenda en Cataluña en los últimos días de campaña, prefiere ser optimista y ha subrayado que cualquier alternativa constitucionalista será imposible sin los votos de su partido.

En realidad, el PP lograría un 6,2 por ciento de votos y 7 u 8 diputados. En solo un mes habría perdido 3 o 4 escaños. Y precisamente ha sido el mes en el que el Gobierno ha actuado para reponer la legalidad en Cataluña y aplicar el artículo 155 de la Constitución.

La propuesta de Iceta

Ciudadanos y el PP sumarían entre 38 y 40 diputados, pero aún falta la tercera pieza del bloque constitucionalista, el PSC. Los socialistas catalanes afrontan las elecciones como cuarto partido en Cataluña, con un 16,3 por ciento de estimación de votos, y 22 o 23 diputados. El partido de Miquel Iceta ha crecido en solo un mes, pero no tanto como podían esperar en sus filas, tras intentar incorporar al nacionalismo moderado que representaba la antigua Unió Democrática de Cataluña. De ahí que en los últimos días Iceta haya hecho alguna propuesta que en el resto de partidos constitucionalistas ha chirriado mucho, como la de indultar a los independentistas que estén en la cárcel. Es un gesto de última hora para atraerse a ese nacionalismo menos radical.

Los 22-23 escaños del PSC situarían al bloque constitucionalista en una horquilla de 60 a 63 diputados, cerca ya de la mayoría absoluta. Hace solo un mes estaban en 58-60 diputados, y ahí se ve que la campaña y la movilización del votante que no quiere romper España les está funcionado en general.

La participación será una de las claves del 21-D. Según GAD3, podría alcanzar el 82 por ciento, muy por encima del 77 por ciento de 2015, año en el que los separatistas ya estaban hipermovilizados.

Frente a los 60-63 diputados de los constitucionalistas, el bloque independentista, formado por ERC, Junts per Catalunya y la CUP, se situaría en 64-67, por debajo de la mayoría absoluta de 68, y con tendencia a bajar. En los comicios de 2015 sumaron 72 diputados, y en la encuesta del mes pasado se quedaron en 66-69.

En este último mes se ha producido sobre todo un trasvase de votos de ERC a Junts per Catalunya. Puigdemont ha acentuado un mensaje victimista desde Bélgica que le está siendo rentable. Los dos partidos están ahora mismo prácticamente empatados, cuando hace un mes la formación de Junqueras aventajaba a la de Puigdemont por 11 o 13 escaños.

En esa peculiar batalla por mostrarse más radical y más antisistema que nadie, la CUP retrocede, pues tiene dura competencia. El partido anticapitalista se quedaría con seis diputados, frente a los 10 de 2015.

Muy próximo a estos partidos se sitúan los «comunes» de Ada Colau y Pablo Iglesias: Catalunya en Comú, con ocho diputados (tres menos que en 2015 y estancado respecto a la anterior encuesta). Por el momento ha lanzado más mensajes a favor de los independentistas que de una solución que pase por el respeto a la ley. Sus ocho escaños pueden resultar decisivos a partir del 21-D.

Según el CIS, Ciudadanos ganaría las elecciones y el bloque independentista no sumaría mayoría absoluta