Gregorio Serrano durante su comparecencia de esta tarde en el Congreso - EFE / Vídeo: EP

El director de la DGT reconoce «fallos» en la crisis de las nevadas pero los atribuye a la concesionaria de la AP-6

Gregorio Serrano anuncia que analizado el expediente informativo abierto por el ministerio de Fomento se va a proceder a abrir dos expedientes (sancionador y penalizador) a la concesionaria. Además se solicitará el reembolso de los costes en los que haya incurrido la Adminsitración.

MadridActualizado:

El director de la DGT, Gregorio Serrano, ha reconocido «fallos» en la gestión de la crisis de las nevadas durante la operación retorno del fin de semana de Reyes. Pero lo ha hecho defendiendo su gestión y cargando la responabilidad principal de esos errores en la concesionaria de la AP-6.

Gregorio Serrano comparecía formalmente a petición propia, pero esta decisión se acumulaba a las peticiones realizadas antes por los grupos parlamentarios de Unidos Podemos y Ciudadanos. Lo ha hecho asediado por toda la oposición. El PSOE solicitó la pasada semana su dimisión o que sea cesado. Hoy han insistido en ello tanto Podemos como Ciudadanos.

Serrano ha recordado que la concesionaria, además de explotar la gestión de la autopista «tiene la capacidad formal y material de adoptar medidas necesarias en gestión del tráfico», mientras que al ministeriom de Fomento le corresponden las «facultades inspectoras» frente a la «labor ejecutiva» de la concesionaria que «tiene control total de acceso y la materialización de los cortes». Ha planteado Serrano que a la concesionaria «se le exige un servicio y no los medios que pone a disposición».

Errores y peticiones de disculpas a todos los afectados por el temporal pero que han carecido de una asunción de fallos en primera persona. Serrano se ha referido por ejemplo a la «incertidumbre en términos de acumulación de la nevada» sobre el pavimento: «La predicción meteorológica desafortunadamente no es una ciencia exacta».

En una larga comparecencia de más de una hora y media de duración, Serrano ha dicho que desde el día jueves 4 de enero se empezó a «coordinar el operativo» de cara al fin de semana y que ya ese día el subdirector general emplaza «a que se activen ya los anuncios con avisos de nevadas». Y que también «se habló con las concesionarias informando y solicitando colaboración para la comunicación de los mensajes».

Serrano ha realizado un detallado análisis de cómo procedió a actuar la concesionaria durante el día 6 señalando que «no hay en principio mucha coherencia en las decisiones que se van tomando», poniendo en valor por otra parte que «desde la DGT y Fomento se hizo un importante despliegue de comunicaciones preventivas». También ha destacado que la «coordinación con el resto de administraciones fue fluída y eficaz», apuntando que los problemas pudieron resolverse «donde se tiene todas las competencias».

Serrano ha terminado resumiendo una gestión «totalmente incorrecta» por parte de la concesionaria, apuntando a la «mala gestión en las reestricciones de tráfico y a la deficiencia en la comunicación con la DGT y la dirección general de carreteras».

El director de la DGT ha asegurado que «analizado el expediente informativo» anunciado por el ministerio de Fomento hay razones suficientes para abrir dos expedientes, el sancionador y el penalizador. Además de anunciar que se va a solicitar «los costes en los que haya incurrido la Adminsitración».