España

Cuarenta diputados de Iglesias desoyen al partido y cogen la tarjeta de 3.000 euros para taxis

Podemos pide también a la Mesa del Congreso ayudas sociales para los parlamentarios de hasta 5.000 euros

Gloria Elizo (izquierda) y Carolina Bescansa, en una imagen de archivo
Gloria Elizo (izquierda) y Carolina Bescansa, en una imagen de archivo - EFE
Madrid - Actualizado: Guardado en: España

Llegaron al Congreso con un mensaje muy claro. «No somos casta, no queremos sus privilegios; somos gente de la calle». Pero no ha pasado un mes desde que los diputados de Podemos pusieron el pie por primera vez en la Carrera de San Jerónimo y aquellas palabras empiezan a quedar en el olvido. Según ha podido saber ABC de fuentes parlamentarias, hasta el pasado 2 de febrero un total de 40 diputados de la formación han retirado la tarjeta anual de 3.000 euros que entrega el Congreso para gastar en taxis, saltándose así la decisión adoptada por el último Consejo Ciudadano de Podemos.

Es difícil que estos cuarenta diputados justifiquen su actuación por el desconocimiento u olvido de esta renuncia, ya que la medida fue adoptada el pasado 3 de enero y anunciada a bombo y platillo por Podemos, junto con la limitación de otros supuestos privilegios mediáticos como la indemnización constitucional para diputados de fuera de Madrid. Una prueba más de que el discurso oficial que Podemos mantiene en la calle contra la denominada «casta» y sus «privilegios» responde más a la estrategia política que a la convicción real.

Nuevo patinazo

La tarjeta de taxis se entrega desde mayo de 2006 a cada diputado que no dispone de vehículo oficial. Se renueva cada año, si el parlamentario lo solicita, y sirve para la ciudad de Madrid. De paso, la retirada de estas tarjetas es un nuevo patinazo para su líder, Pablo Iglesias, que ya quedó en entredicho al anunciar, el pasado mes de diciembre, la renuncia de sus diputados al plan de pensiones del Congreso, derogado desde 2011.

Pero ésta no es la única promesa que el grupo que preside Iglesias ha dejado aparcada ante la famosa Puerta de los Leones. Y es que la vicepresidenta tercera del Congreso, Gloria Elizo, representante de esta formación, ha planteado a la Mesa aumentar los «privilegios» de los diputados con un completo fondo de prestaciones sociales que prevé ayudas sociales, culturales y personales, anuales valorado en un máximo de unos 5.000 euros.

Con esta propuesta, los diputados tendrían, por ejemplo, complementos de 364 euros para la compra de gafas, 621,50 euros en el caso de audífonos, 762 euros para visitas al dentista o, en el caso de diputadas, hasta 139,50 euros para colocarse un D.I.U. entre otras aportaciones para la adquisición de lentillas, consultas al podólogo u ortopedia. También quiere Podemos que los diputados tengan beneficios económicos en caso de matrimonio, con 790 euros, y otro tanto por nacimiento de un hijo.

Las ayudas al estudio de los niños, por fallecimiento de cónyuge e hijos o minusvalía de éstos, también estarían previstas.

Podemos no responde

En el bloque cultural, Elizo pide prestaciones culturales en materia de matrículas y clases, aprendizaje de idiomas o preparación de oposiciones. En cuanto al transporte, el fondo sufragaría el 65 por ciento del importe del abono transporte. Este periódico ha intentado ponerse en contacto con Elizo para conocer cómo justifica este aumento de privilegios, pero pese a su defensa de la transparencia en la vida política, no ha querido realizar declaraciones.

Este fondo de ayudas está previsto en el convenio colectivo de los funcionarios y personal eventual de la Cámara, con sueldos muy inferiores a los fijados para los parlamentarios.

Toda la actualidad en portada

comentarios