María Dolores de Cospedal, en el Congreso
María Dolores de Cospedal, en el Congreso - IGNACIO GIL
DEFENSA

Cospedal recuerda que las Fuerzas Armadas garantizan la soberanía y la independencia de la nación

La ministra de Defensa: «La Constitución ha de erigirse como el instrumento que nos ha permitido crecer»

MadridActualizado:

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ha defendido este martes la aplicación del artículo 155 de la Constitución como garantía del cumplimiento de la ley, de la Carta Magna y de la igualdad de todos los españoles frente a la «sinrazón» de quienes «hacen todo lo posible por disgregar».

[Sigue al minuto toda la información sobre la crisis catalana]

«En estos días convulsos, la Constitución ha de erigirse como lo que siempre ha sido, el instrumento que nos ha permitido crecer como uno de los países más prósperos del planeta durante últimos 40 años, un ejemplo de éxito político, social, económico y cívico y sobretodo el mejor ejemplo en la sociedad española contemporánea de un auténtico ejercicio de diálogo», ha dicho durante la apertura del XXVII Seminario Internacional de la Cátedra Alfredo Kindelán.

Sin nombrar directamente a Cataluña, Cospedal ha recordado que la misión de las Fuerzas Armadas es garantizar la soberanía e independencia de la nación y ha insistido en que todo el estamento militar dirige su labor a «salvaguardar los valores fundamentales y garantizar los derechos, deberes y principios democráticos» que están en la Constitución.

En este sentido, ha recordado que el artículo 155 forma parte de la Carta Magna. «Más allá de lecturas interesadas de quienes precisamente han hecho todo lo posible por hacer estallar las costuras del entramado constitucional, es sólo una cuestión: quien cumple la ley, quien incumple la ley y quien debe hacer cumplir ley», ha resumido.

Así, ha señalado el artículo 155 como una «triple garantía» para todos los españoles, ya que garantiza que prevalecerá el cumplimiento de la ley, que «ningún español será más que nadie» y que «España es su historia y sus ciudadanos, su ley y su Constitución».

«Frente a los que se alzan desde la sinrazón y hacen todo lo posible por disgregar, hay una sola razón, la democracia», ha dejado claro como la «razón jurídica, legal y soberana» que comparten todos los ciudadanos.