Cospedal, en la comisión del Congreso - Jaime García

Cospedal cuestiona la condena al PP por la Gürtel: «No es palabra de ley»

La secretaria general ve «tendencioso» que el juez ponga en duda la credibilidad de Rajoy como testigo

MadridActualizado:

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha cuestionado este martes en sede parlamentaria la condena al PP como partícipe a título lucrativo por el caso Gürtel porque no obtuvo «ningún beneficio económico» y ha reiterado que la recurrirán. Cospedal ha sido muy crítica con la sentencia de la Audiencia Nacional y ha recriminado al tribunal que para dictar su fallo dé validez a la supuesta existencia de una caja B de Génova, que no ha sido acreditada y que ella ha negado, así como otros argumentos que «no vienen a este caso», ha recalcado. «Los argumentos de un juez no son palabra de ley», ha aseverado.

En concreto, la también ministra de Defensa ha tildado de «muy poco jurídico y muy tendencioso» que en la sentencia se ponga en duda la credibilidad del testimonio del presidente del Gobierno y de su partido, Mariano Rajoy, ante el tribunal de la Gürtel porque, según el fallo, reconocer la caja B del PP va en contra de sus intereses. Cospedal ha denostado que se use «un argumento subjetivo» para «descalificar» la prueba testifical de un testigo.

«Es un argumento subjetivo que no tiene que ver con el fallo, es un argumento estéril», ha apuntado Cospedal, que ha censurado también que la sentencia se haga eco de otros procedimientos judiciales no resueltos todavía como el de los papeles de Bárcenas. «Con todo el respeto a la sentencia de la Audiencia Nacional pero con toda mi disconformidad, por eso la vamos a recurrir», ha insistido.

Apenas cinco días después de dictarse la primera sentencia del caso Gürtel, Cospedal ha comparecido en la comisión de investigación sobre la presunta financiación ilegal del PP. «Yo he venido aquí a defender la honorabilidad de mi partido», ha declarado al entrar. El portavoz parlamentario, Rafael Hernando, y después el coordinador general de Génova, Fernando Martínez-Maillo, han acompañado a Cospedal al inicio de la sesión. Sin embargo, ha precisado durante el interrogatorio que ella misma ha pedido a sus diputados que no asistieran en masa para preservar la «dignidad» de la Cámara. No ocurrió eso cuando acudió Cristina Cifuentes a declarar.

Cospedal no ha cuestionado las condenas a su extesorero del PP Luis Bárcenas o a Francisco Correa pero ha rechazado una y mil veces que su partido participara en una trama de corrupción, sino que estos lo organizaron sin el conocimiento de Génova.

«Los papeles de Bárcenas tienen que ver con Bárcenas», ha afirmado deslizando que el exgerente se habría inventado esos apuntes. Ha recordado que ella misma ganó una querella contra él y le ha acusado de orquestar asuntos como el caso de la destrucción de ordenadores de Génova, que ha negado, para atacar al partido. «Todo esto es un montaje de Bárcenas para perjudicar al PP». Su pago en diferido como indemnización a su cese de contrato fue legal, ha reseñado.

Precisamente, uno de los momentos más tensos de la sesión ha llegado cuando el diputado del PSOE Artemi Rallo le acusó de haber cobrado sobresueldos en negro, a lo que Cospedal ha respondido amenazándole con ponerle una querella. «Es falso que yo recibiera nada. Es falso que eso respondiera a una contabilidad de mi partido. Será una contabilidad de ese señor, será de Bárcenas, no del PP», ha asegurado la secretaria general de Génova.

Los portavoces de la oposición le han acusado a Cospedal de «devaluar» la sentencia de la Gürtel y han instado a Rajoy a asumir responsabilidades políticas dimitiendo. «Es el primer paso: reconocer los hechos, luego el acto de contrición y luego la penitencia, irse a casa, regenerarse», ha resumido el diputado socialista. Cospedal ha reiterado que Rajoy y todo el partido ha pedido perdón públicamente en el Congreso y el Senado, y ella también ante el congreso nacional del PP, en febrero de 2017.

«Machismo asqueroso»

Otro momento de gravedad en el interrogatorio ha estado relacionado con la presunta implicación del empresario Ignacio López Hierro, marido de Cospedal, en la financiación ilegal de campañas electorales del PP. La compareciente ha acusado al portavoz de Podemos de practicar un «machismo asqueroso» y ha negado tajante que esté involucrado en ningún caso de corrupción. Según ha dicho, se calumnia a su marido para perjudicarle políticamente a ella.

Cospedal ha asegurado no tener «ningún temor» a represalias de Bárcenas en los próximos días y ha negado que puedan aflorar pruebas o grabaciones de conversaciones entre ella o Rajoy. «No puede ser porque no se han producido», ha concluido.