España

Cospedal investigará el siniestro, pero exime a Trillo

La ministra de Defensa asume el informe del Consejo de Estado sobre el Yak-42

Representantes de la asociación de familiares de las víctimas del accidente del Yakolev 42 - JOSÉ RAMÓN LADRA
ALEXIS ROMERO - Actualizado: Guardado en: España

Trece años después del accidente del Yak 42, la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, recibió ayer a los familiares de las víctimas, en un encuentro que los afectados calificaron de "reparador". En la reunión, que se prolongó durante algo más de hora y media, Cospedal aseguró que "seguirá" el informe emitido por el Consejo de Estado, según explicó Defensa en un comunicado. El informe concluye que el ministerio, entonces dirigido por Federico Trillo, conocía la existencia de riesgos en el vuelo siniestrado en 2003.

El presidente de la plataforma de víctimas, Miguel Sencianes, agradeció "la paciencia" de la ministra para "escuchar los testimonios de todos los familiares que acudimos a la reunión". Además, resaltó que la ministra dijo estar dispuesta a investigar aquellas irregularidades que rodean al siniestro y que todavía no han obtenido una explicación, lo que el presidente de la asociación consideró un "cambio de criterio".

En esta línea, una de las principales demandas de las víctimas es el acceso a las contrataciones del vuelo accidentado y de otros 43 vuelos anteriores, así como la apertura de una investigación para determinar quién y por qué se contrató un seguro que se pagó pero cuya póliza nunca apareció, debiendo asumir el Estado el coste de las indemnizaciones. Sencianes, que no entiende cómo es posible que todavía no hayan aparecido los contratos y la póliza del vuelo, ha afirmado que la ministra de Defensa también se comprometió a buscar "por tierra, mar y aire" estos documentos, "que no aparecieron ni con Bono ni con Chacón".

Aunque Cospedal haya asumido el dictamen que asegura que el Estado es responsable patrimonial por la gestión del accidente, el Ministerio insistió en su nota de prensa en que el reconocimiento de esta responsabilidad "no está asociado a la afirmación de la concurrencia de actuaciones subjetivas generadoras de cualquier tipo de culpa". Pese a ello, los familiares de las víctimas han asegurado sentirse "aliviados" con la idea de que "la ministra nos viene a decir a todos que el Yak-42 nunca debió despegar". "Lo que importa es que el ministerio y las familias han puesto el contador a cero por una verdad que ya sabíamos y que ahora ha asumido el Ministerio".

"Hoy se ha reconocido que nuestros 62 familiares no murieron en un accidente, sino que murieron por subir a un avión ilegal, murieron por la irresponsabilidad de alguien", aseveró Curra Ripollés, portavoz de la plataforma.

En cuanto a los próximos pasos de la asociación, el presidente ha asegurado que ahora están "más tranquilos" y que toca el "momento de esperar" las conclusiones de la investigación a la que se comprometió la ministra. "Si el Ministerio de Defensa asume definitivamente que el accidente se podía haber evitado, eso es oro moral para nosotros, reparación y salud" ha concluido Sencianes

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios