La concentración del «No a la guerra» en Madrid reúne a menos de mil personas

El actor Alberto San Juan reconoció que la asistencia es inferior a las protestas de 2003, «porque la situación es más compleja»

MadridActualizado:

Varios centenares de personas asistieron este sábado en Madrid a la concentración contra el terrorismo yihadista y una posible respuesta bélica por parte de Occidente, convocatoria que estaba promovida por alcaldes, colectivos sociales y representantes del mundo de la cultura agrupados en la iniciativa «No en nuestro nombre».

Entre los asistentes a la protesta celebrada en la plaza del Museo Reina Sofía de Madrid, que fue similar a la que se han convocado para este sábado en 25 municipios españoles, estuvieron el alcalde de Cádiz, José María González «Kichi»; la dirigente de Podemos en Andalucía Teresa Rodríguez; el exlíder de IU Francisco Frutos; el actor Alberto San Juan y la escritora Marta Sanz. «No a la guerra» y «OTAN no, bases fuera» fueron los lemas más coreados en la concentración, en la que se guardó un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas del atentado de París del pasado 13 de noviembre.

San Juan dijo, en nombre de los asistentes, que los ciudadanos tienen que decantarse «entre nosotros, los muertos del 11-M, Gaza o París, y ellos, que explotan un cinturón o tiran bombas desde el aire». Sobre la asistencia al acto, reconoció que es inferior a la que tuvieron las protestas del no a la guerra en Iraq de 2003, «pero porque la situación es más compleja, hay más países implicados y ahora los medios de comunicación sí defienden la vía bélica».

«Régimen de terror»

Yayo Herrero, de Ecologistas en Acción, y Saliha Ahouari, de la Asociación de Hijos Inmigrantes, fueron los encargados de leer un manifiesto titulado «#Noennuestronombre», que hasta el mediodía de este sábado ya a había sumado más de 33.300 firmas, y en el que se muestra una repulsa «contra el terrorismo, contra la islamofobia y contra sus guerras».

Los promotores rechazan en el alegato los ataques terroristas de París y Líbano, pero también «los bombardeos contra la población civil siria», auspiciados por «la política exterior belicista iniciada por el eje Bush-Blair-Aznar». El escrito denuncia que «los brutales atentados perpetrados en París el pasado 13 de noviembre buscaban instaurar un clima y un régimen de terror entre la población, levantando muros de sospecha y odio entre vecinos, quebrando la vida en comunidad e instaurando la política del miedo en nuestro día a día».

«Si la respuesta a la barbarie pasa por suspender derechos, recortar libertades y encerrarnos en casa, la victoria del terrorismo será total», añade el manifiesto. «Si al dolor por las víctimas inocentes», continúa el texto, «se responde provocando más dolor a otras también inocentes, la espiral será imparable. Si buscamos culpables entre nuestros vecinos y vecinas por el simple hecho de vestir o pensar diferente, si criminalizamos a quienes huyen precisamente de ese mismo horror, estaremos contribuyendo a apuntalar los mismos muros que el fanatismo quiere crear. No podemos permitirlo».

El texto tiene la firma de alcaldes de candidaturas unitarias de Podemos, IU y plataformas municipalistas, entre ellos los que figuran los regidores de Madrid, Barcelona, Cádiz, La Coruña, Ferrol y Zamora.También lo han suscrito el candidato de IU-Unidad Popular a La Moncloa, Alberto Garzón; la presidenta de la Asociación de Víctimas del 11-M, Pilar Manjón, y dirigentes de Podemos. Del mundo de la cultura, el manifiesto cuenta con el respaldo de Gran Wyoming, Pilar Bardem, Alberto San Juan, Juan Diego Botto, Aitana Sánchez-Gijón y Enma Suárez, entre otros.