EL OASIS CATALÁN

Cómics de Tintín y chocolate

No se entiende que los partidos secesionistas renuncien a la unilateralidad y acepten el orden constitucional, y, al mismo tiempo, reivindiquen el 1-O y coqueteen con un proceso constituyente

Miquel Porta Perales
Actualizado:

Visto

La Marcha sobre Bruselas llega a su destino. Unos miles de secesionistas catalanes acuden –gracias a la documentación española- al corazón de la UE para rendir pleitesía al holograma de Puigdemont disfrazado de exiliado. Y para exigir a la UE que escuche y ayude —Wake up, Europe!— al secesionismo catalán. A ver, ¿Europa debe despertar para echar una mano a quienes —Jean-Claude Juncker, dixit— representan el «veneno» nacionalista? ¿Qué piensa Europa del Puigdemont que afirma que la UE es un «club de países decadentes y obsolescentes» y sugiere que los catalanes «deberían decidir si quieren pertenecer a esta Unión Europea y en qué condiciones… vamos a ver qué dice el pueblo de Cataluña»? ¿Qué buscan en Bruselas? Cuota mediática, agitprop, chocolate, cómics, llaveros y videojuegos de Tintín. ¿Qué hay de lo suyo? Rien de rien. En francés y flamenco. Y JpC –en detrimento de ERC- sacará provecho electoral de la brigada móvil que se desplaza a Bruselas.

Leído

Un texto del escritor y filólogo alemán Victor Klemperer: «El lenguaje no sólo crea y piensa por mí, sino que guía a la vez mis emociones, dirige mi personalidad psíquica, tanto más cuanto mayores son la naturalidad y la inconsciencia con que me entrego a él». Aunque escrito en 1947 —se trata del libro LTI—, bastante, o mucho, tiene que ver con la agitación secesionista.

Observado

No se entiende que los partidos secesionistas —eso dicen o eso parece— renuncien a la unilateralidad y acepten el orden constitucional, y, al mismo tiempo, reivindiquen el 1-O y coqueteen con un proceso constituyente. ¿Son conscientes de que el 1-O se celebra de acuerdo con una Ley del Referéndum anulada por el Tribunal Constitucional? ¿Son conscientes de que el proceso constituyente incluye la Declaración Unilateral de Independencia que contempla una Ley de Transitoriedad Jurídica y Fundacional de la República inconstitucional? Quizá se trate de trilerismo y populismo electorales. ¿Otro engaño marca de la casa?

Miquel Porta PeralesMiquel Porta PeralesArticulista de OpiniónMiquel Porta Perales