Cifuentes: todo a una carta

"Me dirijo a ti"... Así, tratándole de tú, comienza la carta de Cifuentes al rector de la Rey...

Actualizado:

"Me dirijo a ti"... Así, tratándole de tú, comienza la carta de Cifuentes al rector de la Rey Juan Carlos. Suena a amistoso aunque con reparos, a tenor de la machacona insistencia con la que endosa a la Universidad la responsabilidad de todo el lio del Máster. "He cumplido los requisitos que la Universidad me puso", dice Cifuentes. "He atendido las indicaciones". "He actuado siempre dentro del margen académico". Hasta seis veces, de seis formas distintas, repite esa misma idea. El único atisbo de arrepentimiento: cuando dice que a la vista de lo que está ocurriendo "debí rechazar las facilidades". Pide por ello disculpas. Y ya. Porque Cifuentes se agarra a que pagó, a que tiene el título y las calificaciones (selladas) que lo acreditan. Sobre la famosa acta falsificada ¡Yo no la pedí!, se excusa. "No había sido solicitada por nosotros", habla de su equipo, en un párrafo en el que insiste en que el origen de ese documento falso es "tu propia Secretaría". Esto es, la del rector. La carta no aclara quien le ofreció la ventajas que cree no debió aceptar, no aporta el famoso trabajo... Traslada el caso a la Justicia en la que dice que confía. Y dicho todo esto, anuncia su decisión de RENUNCIAR. Así, en mayúsculas, al dichoso master. La carta va encabezada por el rótulo "La presidenta".  Destinatario: Rector de la Rey Juan Carlos, calle Tulipán, sin número.-Redacción-