Fotografía de archivo del juez de los casos Lezo y Púnica, Eloy Velasco - EFE

Las causas que el magistrado Eloy Velasco deja pendientes

El CGPJ le concede el traslado del juzgado de instrucción número 6 de la Audiencia Nacional a la Sala de Apelaciones

MadridActualizado:

El juez Eloy Velasco abandonará en junio su labor de investigador en la Audiencia Nacional y dejará de instruir las grandes causas de corrupción que ha dirigido hasta ahora. El Consejo General del Poder Judicial, el órgano que regula el gobierno de los jueces, le ha otorgado una de las dos plazas de la nueva Sala de Apelación de la Audiencia Nacional, junto al magistrado Enrique López. Estas son las principales causas que el magistrado deja pendientes en el juzgado número 6.

Acuamed. Favores y regalos por irregularidades

El caso Acuamed ingada en las supuestas irregularidades cometidas por la antigua cúpula de la empresa pública que gestiona los recursos hídricos de España, del mismo nombre. El juez sospecha que Arcadio Mateo, ex director general de la sociedad, urdió una trama para beneficiar a empresas a cambio de favores y regalos. Dos desaladoras adjudicadas por el PSOE están en el punto de mira.

Operación Púnica

La operación Púnica, que estalló el 27 de octubre de 2014, ha destapado una extensa trama de corrupción local y regional capitaneada por Francisco Granados, el antiguo vicepresidente de la Comunidad de Madrid y el único encarcelado de forma preventiva por esta investigación. Los investigadores acusan a Granados y los demás miembros de la red -entre ellos su amigo y socio David Marjaliza, un constructor de Valdemoro que fue el cerebro de la trama- de influir en adjudicaciones públicas para otorgarlas de forma irregular, a cambio de comisiones y agasajos. La red actuó en regiones como Madrid, León o Castilla y León. A través de esta un hilo de esta investigación, el juez indaga en la supuesta financiación irregular del PP de Madrid, que pagó con dinero B actos de tres campañas electorales.

La trama Lezo

Velasco también deja en el aire la causa que investiga una trama de corrupción que anidó en el Canal de Isabel II, la poderosa empresa pública que gestiona las aguas de Madrid. El foco de la investigación es el expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González y su círculo íntimo, que aprovecharon la expansión del Canal en Iberoamérica y adjudicaciones en España para enriquecer sus bolsillos. Los imputados sobrevaloraron las compras de empresas y pervirtieron licitaciones como el tren de Móstoles a Navalcarnero. El juez ha cifrado en como mínimo 23,3 millones de euros el dinero desviado desde las arcas públicas madrileñas. Velasco también sospecha que González pidió dinero a empresas -como OHL, Indra o PwC, según el magistrado- para financiar de forma irregular al PP de Madrid.

Terrorismo y crímenes de guerra

Más allá de la corrupción, Velasco ha dirigido diversas investigaciones por terrorismo y crímenes de guerra, con especialización en asuntos internacionales. El magistrado aceptó investigar por terrorismo al régimen sirio presidido por Bachar al Assad e imputó a ocho altos cargos del Gobierno de Siria, país en guerra civil. Velasco también investiga al frente de cárceles de ETA, los abogados que sirvieron a la banda terrorista.