España

Cataluña exporta la cuarta parte de armas y munición que vende España

En 2016 facturó 44,7 millones de euros a Arabia Saudí, Emiratos Árabes o Congo

Fuente: Aduanas (Agencia Tributaria) y Cámaras de Comercio - ABC

Cataluña ha exportado en los últimos tres años entre el 24 y el 26 por ciento de todo el material calificado como «armas, municiones y sus partes accesorios» que salió de España.

Así se desprende de los datos oficiales que publican las Cámaras de Comercio y Aduanas, dependiente de la Agencia Tributaria. Este tipo de exportación, englobada en el capítulo 93 de los productos de comercio exterior, se refiere a armas largas, pistolas, granadas o minas, entre otros artefactos, y no recoge barcos de guerra, componentes para aviones de combate o tanques blindados.

En la manifestación contra el terrorismo del pasado sábado en Barcelona numerosas pancartas enarboladas por colectivos independentistas culpaban al Rey y al Gobierno de alentar el terrorismo con la venta de armas:«Mariano, queremos paz, no vender armas», «Felipe, quien quiere paz no trafica con armas» o «Sus guerras, nuestros muertos», fueron algunas de ellas. Algunos manifestantes y representantes políticos han hecho hincapié en las relaciones del Rey con Arabia Saudí, país que es, curiosamente, uno de los clientes de las armas que se venden desde Cataluña.

En el año 2016 esta Comunidad Autónoma facturó casi 45 millones de euros en este tipo de armas, de los que 1,6 millones de euros los pagó el gobierno saudí. El total nacional ascendió a 177,5 millones de euros.

El mejor cliente de las armas catalanas fue Estados Unidos, con 23,8 millones de euros. Un país al que la CUP u otros colectivos independentistas acusan de fomentar el terrorismo desde su «imperialismo». Los fabricantes de armas catalanes también hicieron negocio con los dos congos, la República y la República Democrática, con los Emiratos Árabes Unidos, con Ghana, con Turquía o con Marruecos.

«Bombas, granadas...»

De los 44,7 millones de euros facturados en 2016, destacó, con 30,8 millones, el sub-capítulo denominado «Las demás armás». Aduanas especifica que se trata de «Armas largas y pistolas de muelle (resorte), aire o gas y porras».

Le siguió con casi 13 millones de euros el epígrafe de «Bombas, granadas, torpedos, minas, misiles, cartuchos y demás municiones y proyectiles, y sus partes, incluidas las postas, perdigones y tacos para cartuchos».

Segunda tras el País Vasco

Cataluña es la segunda Comunidad Autónoma que más «armas, municiones y sus partes y accesorios» vende, solo superada por el País Vasco, que en 2016 facturó al exterior casi 85 millones de euros.

Tras Cataluña se sitúan Madrid –15,9 millones de euros–, Castilla y León –10,9 millones– y la Comunidad Valenciana –9,6 millones–. Durante los últimos años el porcentaje de venta de armas catalanas se ha mantenido sin apenas alteración respecto al total nacional. En 2014 fue el 24 por ciento (42,1 millones sobre 175);el 26 por cien en 2015 (49,4 millones de los 189,3 totales);y el 25 por cien en 2016 (44,7 millones comparados con los 177,5 millones de euros totales).

Cataluña se mantuvo como segundo mayor exportador en todo el trienio y en cada uno de los años por separado, superada por el País Vasco y seguida por la Comunidad de Madrid.

Todas las ventas de armas y material de doble uso se hacen bajo licencia de exportación. Los fabricantes la solicitan y la Secretaría de Estado de Comercio traslada la petición al Congreso de los Diputados, donde se autorizan o vetan los contratos. Los diputados las estudian en la Comisión de Secretos Oficiales. Se hacen públicas las cantidades y países, pero en grupos de armas, sin el detalle exacto.

La PNL de ERC

En abril de 2016 la Cámara Baja aprobó una proposición no de Ley (PNL) presentada por ERC que instó al Gobierno a revocar la venta de armamento a Arabia Saudí y a países implicados en el conflicto de Yemen. ERC impulsó la PNL en la Comisión de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

Toda la actualidad en portada

comentarios