El féretro con los restos mortales del fiscal general del Estado, José Manuel Maza, - EFE

El Rey despide a Maza en la capilla ardiente de la Fiscalía General del Estado

Rajoy destaca del fiscal general del Estado que era una persona «recta, justa, equilibrada y sensata»

Actualizado:

El Rey Don Felipe ha acudido este martes a la capilla ardiente con los restos del fiscal general del Estado, José Manuel Maza, fallecido este fin de semana en Buenos Aires, y ha abandonado la sede de la Fiscalía media hora después.

Don Felipe fue recibido por el presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas; el del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes; el ministro de Justicia, Rafael Catalá, y el teniente fiscal del Supremo y Fiscal General del Estado en funciones, Luis Navajas.

El féretro con los restos de Maza ha llegado a la Fiscalía General a las nueve menos veinte de la mañana, donde ha sido recibido por la cúpula judicial y fiscal. Cubierto con una bandera de España, el féretro ha sido portado por nueve guardias civiles y policías nacionales.

La Fiscalía General del Estado ha abierto poco antes de las nueve de la mañana de este martes la capilla ardiente del fallecido fiscal del Estado José Manuel Maza tras la llegada de su féretro, que ha entrado en la sede de la institución portado por guardias civiles y policías nacionales vestidos de gala.

A la capilla ardiente también ha acudido el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y tras su visita ha dicho del fiscal general que era una persona «recta, justa, equilibrada y sensata» además de alguien «conocedor de la realidad en la que se movía».

«Llevaba un año en su responsabilidad, he tenido oportunidad de tratarlo en numerosa ocasiones a lo largo de este año», ha declarado Rajoy tras compartir cerca de 20 minutos con la familia del fallecido, del que ha resaltado que era un «excelente jurista».

La capilla estará abierta desde las nueve de la mañana hasta las seis de la tarde en la sede de la Fiscalía General del Estado, con entrada en el número 17 del paseo de la Castellana.

A lo largo de la mañana han llegado a la Fiscalía personalidades del ámbito judicial, fiscal y político o deportivo, como el presidente del Consejo de Estado, José Manuel Romay Beccaría; la consejera de este órgano, María Teresa Fernández De la Vega; la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría; la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal; el líder del PSOE, Pedro Sánchez; la portavoz del PSOE en el Congreso, Margarita Robles; el exministro de Justicia Alberto Ruiz-Gallardón o el presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo. El club deportivo ha enviado una emotiva corona con la inscripción «Recuerdo del Atlético de Madrid».

Al abandonar la capilla ardiente, Sánchez ha asegurado que «pese a las discrepancias, Maza fue un gran jurista que sirvió al Estado». De igual forma, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha resaltado su trayectoria política y el servicio que ha prestado al Estado: «Le tocó tomar decisiones difíciles y las tomó».

Los restos de Maza han llegado a Madrid esta madrugada en un vuelo directo que salió ayer por la tarde de la capital argentina, donde viajó Maza, de 66 años, para participar en varias actividades oficiales y donde murió por una infección renal que derivó en una infección generalizada.

Su pérdida ha generado consternación en la carrera fiscal y judicial, cuyos miembros han destacado su trayectoria como servidor público y su respeto a la ley y amor al derecho.