La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ayer, en Moncloa - EFE | Vídeo: ATLAS

Calvo se cita con Puig para abordar el Aquarius y Borrell lo define como una «solución excepcional»

El ministro de Exteriores dice que el próximo Consejo Europeo abordará la cuestión y que la UE tiene que entender que «las fronteras exteriores son fronteras comunes»

MadridActualizado:

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, se desplaza hoy jueves a Valencia para mantener una reunión de trabajo con el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, para abordar las cuestiones relativas a la llegada del Aquarius a la capital del Turia, que se espera para el próximo sábado.

Ambos mantendrán un encuentro en la sede de la presidencia de la Generalitat Valenciana a las 12.30 horas. Posteriormente comparecerán juntos ante los medios de comunicación. Los dos dirigentes han estado en estrecho contacto estos días desde que hablaran por primera vez el lunes para determinar que España ofrecería Valencia como «puerto seguro» para que atracase el buque.

La vicepresidenta del Gobierno está siendo la encargada de coordinar una respuesta gubernamentel que involucra a seis ministerios. Puig ha sido muy crítico estos días con la actitud del Gobierno italiano, que ha considerado que su actitud «va contra la legalidad internacional».

El Gobierno sigue defendiendo su actuación en este caso, pero también dejando claro que no puede ser la solución a la problemática que sacude el Mediterráneo desde hace años. En un encuentro con periodistas, el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, lo ha definido como una «solución excepcional».

Porque a su juicio no puede ser lo normal que la única alternativa no puede ser que inmigrantes o refugiados no encuentren un puerto seguro al que viajar y tengan que ser redirigidos a uno situado a más de 1.000 kilómetros de distancia. Borrell además ha enmarcado la recepción de esta 629 personas como «una parte de la parte que nos tocaba» en la acogida de refugiados y que hasta ahora como país «no hemos cumplido».

Borrell no ha querido criticar al Gobierno de Italia, aunque no comparta su actuación, y ha dicho que el nuevo Gobierno «lo llevaba en el programa electoral». Además de que hasta cierto punto hay que entender que Italia ha recibido más inmigrantes que ningún otro país por estar tan cerca de la costa de Libia. Además de que en el pasado han pedido ayuda a la Unión Europea sin obtener resultados satisfactorios.

Ha asegurado que en el próximo Consejo Europeo, que se celebra a finales de mes en Bruselas, este debate estará encima de la mesa. Y más que centrarse en posibles sanciones a Italia ha dicho que tienen que «buscarse soluciones» porque la Unión Europea tiene que entender que «las fronteras exteriores son fronteras comunes».