Carolina Bescansa e Íñigo Errejón en el Congreso de los Diputados - JAIME GARCÍA

Bescansa propone a Errejón una alianza para derrocar a Iglesias

El candidato de Podemos a la Comunidad de Madrid le ofrece ser la número dos de su lista y Bescansa pide vetar a Ramón Espinar

Actualizado:

Bescansa ultima un acuerdo con Íñigo Errejón para desplazar a Iglesias y hacerse con el control de Podemos. Es lo que se desprende de un documento que la cofundadora del partido ha subido fugazmente a su canal de Telegram, y que ya ha borrado. El texto, denominado «Propuesta-borrador de acuerdos en la negociación conducente a la constitución de una candidatura de unidad en las primarias de Podemos en la CAM», detalla una serie de pasos para relevar en el poder al actual secretario general de Podemos, pasos que pasarían necesariamente por una alianza con Errejón que incluya que Bescansa sea su número dos en la cadidatura en la región.

La diputada realiza un diagnóstico de la situación que a su juicio vive la formación. «El proceso de cambio político que las grandes mayorías españolas iniciaron el 15-M de 2011 atraviesa hoy momentos críticos», arranca el borrador del acuerdo, que continúa con la crítica a las posiciones hacia las que Podemos se ha ido desplazando en los últimos dos años, desde que Pablo Iglesias se hizo con el control absoluto del partido. «La posición relativa de Podemos se ha desplazado hacia lugares cada vez más periféricos en términos discursivos, políticos y sociológicos».

Por ello, la diputada insiste en el texto que 2019 y las elecciones municipales y autonómicas tiene una relevancia especial en lo que se refiere al futuro del denominado «proceso de cambio» y por ende de la formación que lo lidera, Podemos. Y es aquí donde Bescansa incluye en sus planes la candidatura de Íñigo Errejón, porque, según recoge el proyecto de acuerdo, «aspira a transformar la Comunidad de Madrid en el embrión del futuro gobierno del cambio en España».

El texto incluye «tres grandes acuerdos ideológicos» con Errejón: «la convicción de que solo la existencia de reglas conocidas y estables en el tiempo garantiza la democracia interna de una organización política», en referencia probablemente a los sucesivos cambios en los reglamentos de Podemos que han habido en los últimos años durante los procesos de primarias del partido, donde algunas facciones acusaban a la dirección de manejar el reglamento a su antojo para favorecer sus opciones en cada momento. También se compromete a apostar por «la organicidad y la democracia interna», así como a adoptar la convicción de que «ganar el gobierno de la Comunidad de Madrid es la mejor aportación que ahora mismo podemos hacer».

Por todo esto, Bescansa insta a Errejón a «suscribir este acuerdo de candidatura», un acuerdo que se recoge en el borrador y que presenta bastante desarrollado y organizado. En primer lugar, el texto pide el compromiso de ambas partes de «una cultura organizativa dentro de Podemos basada en la confianza, la cooperación, la descentralización y la apertura hacia las bases más cualificadas de la sociedad civil».

El segundo punto es el más detallado del proyecto de acuerdo y es donde la diputada detalla los planes para desplazar a Iglesias a través de la candidatura de Errejón en la Comunidad de Madrid. «Este acuerdo es vinculante para la formación de la lista para competir en las elecciones primarias de Podemos en la Comunidad de Madrid y también para la conformación de la lista para competir en las futuras elecciones primarias de Podemos de cara a las elecciones generales y en el futuro proceso electivo de la secretaría general del partido. Se acuerda el respaldo a la candidatura de Íñigo Errejón a través de la integración de Carolina Bescansa en su lista como número dos», en el primer caso, es decir, en la Comunidad de Madrid, y «se acuerda el respaldo a la candidatura de Carolina Bescansa como número uno a través del apoyo de los equipos, estructuras y recursos disponibles en el momento en el que ambos comicios –primarias a las elecciones generales y a la secretaría general de Podemos– tengan lugar».

Reparto de recursos

De esta manera, Bescansa compromete su apoyo a Errejón en Madrid a cambio de que éste haga lo propio con ella para desplazar a Iglesias tanto como el previsible candidato de Podemos a las elecciones generales, como secretario general del partido, y ocupar ella, con la ayuda de Errejón, ese lugar. El detalle del compromiso es tal, que el texto habla tanto de cargos en la Comunidad de Madrid como de recursos materiales. Sobre esto último, se apunta a que «dada la actual desigualdad de recursos entre ambos, el equipo de Íñigo Errejón proporcionará apoyo reforzado a Carolina Bescansa a través de la asignación de tres personas de referencia para asumir las tareas de comunicación y prensa, redes y apoyo logístico».

Otro de los puntos clave es que se introduce en el acuerdo el compromiso de que Bescansa «asumirá las responsabilidades propias del puesto de candidata a vicepresidenta de la Comunidad de Madrid» y un veto para que Ramón Espinar, secretario general de Podemos en la Comunidad, no entre en la lista de Errejón, porque «no cabe la integración en esta lista del portavoz de la corriente oficialista de la Comunidad de Madrid en tanto que representación más visible en Madrid de la deriva política que esta candidatura aspira a contrarrestar».

Fuentes afines a Errejón niegan que haya un acuerdo «ni siquiera apalabrado» con Bescansa, aunque admiten que en los últimos días el candidato de Podemos a presidir la Comunidad le pidió a la diputada ser su número dos en la lista. También rechazan que se hablara de derrocar a Iglesias ni de puestos en futuros gobiernos ni de apoyo en ningún proceso de primarias.

La propia Bescansa ha reconocido que el documento se filtró «por error» en su canal de Telegram y que el acuerdo no ha sido validado «ni por Íñigo Errejón» ni por ella misma.