Mariano Rajoy, durante su declaración en la Audiencia Nacional - REUTERS | Vídeo: El «modus operandi» de la Gürtel (ATLAS)

La Audiencia Nacional cuestiona la «credibilidad» de Rajoy como testigo

La sentencia detalla que su testimonio en la vista oral «no aparece como suficiente verosímil» para rebatir la «contundente prueba» existente sobra la contabilidad opaca

MadridActualizado:

La Audiencia Nacional considera acreditada la existencia de una caja B en el seno del Partido Popular, y resta valor al testimonio de todos aquellos testigos que la negaron, entre ellos el presidente del Gobierno Mariano Rajoy. La sentencia del juicio contra la estructura central de la trama Gürtel cuestiona la «credibilidad» de Rajoy como testigo, al considerar que su testimonio en la vista oral «no aparece como suficiente verosímil» para rebatir la «contundente prueba» existente sobre la contabilidad opaca.

Los jueces consideran que Rajoy negó estos hechos -como Javier Arenas, Francisco Álvarez Cascos, o Pío García Escudero- para evitar el «reproche social». Admitir esa caja B supondría reconocer que habrían percibido pagos opacos para la Hacienda Pública, algo que hubiera criticado la opinión pública, incluso aunque no fuera delito.

Los jueces entran a debatir el valor de estos testimonios al valorar la existencia de la caja B, una contabilidad opaca que consideran existente desde al menos 1989, el año en el que se refundó la formación política. La existencia o no de esta caja es objeto de otra pieza del caso Gürtel, la llamada papeles de Bárcenas, que todavía no ha llegado al juicio oral, el momento de la verdad.

Según los dos jueces que apoyan la sentencia mayoritaria, esta caja consistió «en una estructura financiera y contable paralela a la oficial existente al menos desde el año 1989», cuyas partidas «se anotaban informalmente, en ocasiones en simples hojas manuscritas», como las del antiguo tesorero. Uno de los tres jueces del tribunal, el magistrado Ángel Hurtado, rechaza la condena al PP, y considera «improcedente» la valoración de esta contabilidad por no ser objeto del juicio.