Decisión salomónica de la Audiencia de Palma para no aplazar la fecha de un juicio previsto en Ibiza

La vista oral se celebrará finalmente a través de videoconferencia, ante la imposibilidad de los jueces radicados en Mallorca de encontrar alojamiento en la isla pitiusa

Palma de MallorcaActualizado:

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Palma ha acordado este miércoles que un juicio previsto en Ibiza para los días 30 y 31 de este mes de mayo, por presunta estafa inmobiliaria, se celebre finalmente a través del sistema de videoconferencia. La Sala ha tomado esta decisión ante la imposibilidad del tribunal que ha de presidir el juicio de encontrar alojamiento en la isla pitiusa para esas fechas concretas. En principio, debían desplazarse desde Mallorca hasta Ibiza los tres jueces del tribunal, un secretario y un agente judicial.

La primera opción que había tomado en consideración la Audiencia Provincial había sido la de aplazar la vista oral y posponerla hasta los días 28 y 29 de noviembre de este año, previendo que en temporada baja posiblemente sería algo más fácil hallar alojamiento en Ibiza. De hecho, ese aplazamiento inicial de medio año había sido ya comunicado a las partes el pasado lunes, a traves de una diligencia de ordenación. «Vista la imposibilidad de encontrar acomodación en la isla de Ibiza para los miembros del tribunal que se desplazan para el enjuiciamiento de la causa durante los días de juicio oral, se deja sin efecto el señalamiento», indicaba dicha resolución.

Fuentes oficiales del Tribunal Superior de Justicia de las Islas Baleares han confirmado este miércoles a ABC que, efectivamente, el tribunal no había conseguido alojamiento en la capital ibicenca para los días 30 y 31 de mayo. Cabe recordar, en este contexto, que la dieta establecida por el Ministerio de Justicia para el alojamiento es de un máximo de 97 euros al día aproximadamente. Las únicas opciones de alojamiento disponibles para los dos días citados se encontraban fuera de la capital ibicenca, posibilidad que se descartó ya que el desplazamiento a los Juzgados en el caso de no alojarse en la capital no estaba incluido en la citada dieta.

Evitar el aplazamiento

Teniendo en cuenta todas esas circunstancias y que un posible aplazamiento de la vista oral podía suponer un perjuicio para todas las partes, la decisión definitiva de la Audiencia Provincial ha sido finalmente la ya señalada de celebrar el juicio a través del sistema de videoconferencia los días 30 y 31 de mayo. El propósito de esta decisión es, por tanto, evitar demorar la celebración de la vista oral. En cualquier caso, las partes personadas en el procedimiento podrán comparecer en los Juzgados de Ibiza en las dos fechas mencionadas, sin perjuicio de que la parte que lo considere oportuno pueda desplazarse hasta Mallorca, a la sede de la Audiencia Provincial.

La presunta estafa inmobiliaria que ha dado lugar al citado juicio se remonta a 2006. En aquellas fechas, una quincena de personas adelantaron diversas cantidades de dinero, que oscilaron entre los 3.000 y los 60.000 euros, para la adquisición de unas viviendas, en la localidad de Sant Rafel de sa Creu, que nunca les fueron entregadas.

Por este caso deberán sentarse en el banquillo tres personas. La Fiscalía pide para dos de los acusados un total de diez años de cárcel, seis por presunta apropiación indebida y cuatro por supuesta estafa. El tercer acusado sólo será enjuiciado por presunta estafa, por lo que únicamente se enfrenta a una posible pena de cuatro años de prisión.