Cascos llega a la Audiencia Nacional - EFE

Álvarez Cascos niega que Fomento amañara contratos para la Gürtel

El ex secretario general del PP declara como testigo en el juicio a propuesta de Bárcenas

MadridActualizado:

El antiguo secretario general del PP Francisco Álvarez Cascos ha negado este lunes que el Ministerio de Fomento que dirigió entre 2000 y 2004 amañara contratos públicos a favor de la trama Gürtel, de lo que le acusó Francisco Correa. «Era imposible la manipulación. La transparencia y la claridad estaban asegurados», ha expresado Álvarez Cascos, que ha declarado como testigo en el juicio a la Gürtel, a propuesta de la defensa de Luis Bárcenas, que busca exonerar a su representado.

«Yo no intervenía en los procesos de contratación», ha afirmado el antiguo secretario general del PP, quien ha explicado que modificó el sistema de contratación cuando llegó a Fomento, en el 2000, para evitar que las constructoras pagaran comisiones a cambio de las adjudicaciones de obra, unas conductas que existían en el pasado, según una información atribuida a Josep Borrell.

Francisco Correa, el cabecilla de la trama Gürtel, manifestó en la vista oral que Luis Bárcenas intermedió para que los Ministerios de Fomento y Medio Ambiente beneficiaran a ciertas empresas, a cambio de comisiones, una sospecha que se alimentó por una conversación grabada al delator José Luis Peñas. Álvarez Cascos ha respondido a cuestiones sobre este pinchazo y ha alegado que es una tesis «inverosímil», porque los amaños eran imposibles y porque no conoce a Correa.

En un primer momento del interrogatorio, el primero de un ex alto cargo del PP como testigo, el abogado de Bárcenas ha cuestionado a Álvarez Cascos sobre las funciones del antiguo tesorero del partido. El testigo ha expresado que el cargo de Bárcenas no daba pie a «conductas» como pedir a los ministros que recibieran a un empresario para hablar de una adjudicación o exigir un trato de favor.

Propuesto por la defensa de Bárcenas también para aclarar si las siglas PAC que aparecieron en la contabilidad de la caja B del PP hacían referencia a su persona, pues las mismas lo vincularían con la recepción de comisiones, Álvarez Cascos ha señalado que la propia UDEF ya le desvinculó en un informe de esas anotaciones.

La Policía señaló que las mismas podrían corresponderse con las iniciales del que también fue vicepresidente del Gobierno a raíz de las anotaciones en la contabilidad b del partido, tesis que se vería apoyada a raíz de esa conversación que consta en el sumario del caso en la que el delator de la trama, José Luis Peñas, dijo que Correa había llevado 1000 millones de pesetas a Génova de comisiones procedentes de adjudicaciones del Ministerio dirigido por Cascos. «Desconozco este cáculo», ha explicado este lunes el antiguo secretario general del PP, cuestionado sobre la viabilidad de que la Gürtel ahorrara ese dinero al partido.

Pese a ello, Correa negó que las siglas se refieran al exministro, y dejó caer en su declaración judicial que podrían corresponderse con su persona, al responder al acrónimo de Paco Correa. El cerebro de la trama dijo que él mismo se encargaba de recaudar las comisiones para dárselas al extesorero y que éste las distribuyera entre los ministerios, como reconocimiento por los supuestos amaños.