Pablo Iglesias, ayer, durante un acto en Alcorcón (Madrid)
Pablo Iglesias, ayer, durante un acto en Alcorcón (Madrid) - EFE

Los alcaldes de Madrid, Valencia y Cádiz se apartan del plan de Iglesias ante el 1-O

Ausencia de alcaldes como Carmena, Kichi o Ribó y delegaciones menores en PDeCAT, ERC y PNV marcan el cónclave

MadridActualizado:

Pablo Iglesias pretendía construir una legitimidad institucional que amparase sus tesis como forma de sortear la aritmética parlamentaria del Congreso de los Diputados, que es esquiva a sus intereses. De ahí la decisión de no cursar invitación ni al PP ni a Ciudadanos. Sí se solicitó la colaboración al PSOE, pero el rechazo de la formación de Pedro Sánchez a participar convertirá el cónclave en un ejercicio de autoafirmación por parte de Podemos.

Tan solo el PNV, Geroa Bai y los partidos que dirigen el referéndum ilegal del 1 de octubre, PDeCAT y ERC, acudirán hoy a Zaragoza, donde Podemos ha convocado la «asamblea de cargos públicos por la libertad, la fraternidad y la convivencia». El resto de los partidos que acudirán son socios electorales de la formación morada. Lo que en la práctica convierte el evento en un acto interno de limitada proyección más allá de las fronteras de Podemos.

Pero ni siquiera en formaciones aliadas el evento ha concitado un entusiasmo desmedido. Por parte de Compromìs no se espera a su líder, la vicepresidenta de la Generlitat Valenciana, Monica Oltra. Tampoco estará el alcalde de Valencia, Joan Ribó. Oltra llegó a plantear esta semana a la Generalitat de Cataluña que desconvoque el 1 de octubre como premisa. Un paso que no demanda Podemos, que está centrando su estrategia de estos días en criticar la respuesta del Estado.

La ausencia de Ribò no es la única entre los «alcaldes del cambio», ya que ni el alcalde de Cádiz, José María González «Kichi», ni la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, estarán hoy en Zaragoza. La presencia institucional que anhelaba Iglesias para darle fuerza y legitimidad a sus posiciones se la van brindar los alcaldes gallegos: Xulio Ferreiro (La Coruña), Martiño Noriega (Santiago) y Jorge Suárez (Ferrol). Hasta el mismo viernes se forzó una modificación del programa para que pudiese estar en Zaragoza la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. El acto adelanta su arranque a las 9 de la mañana para que Colau pueda estar de vuelta en Barcelona antes del mediodía, ya que su presencia en los actos de la festividad de la Mercè, patrona de la ciudad condal, es inexcusable. Será la encargada de abrir el acto junto al anfitrión, el alcalde de Zaragoza, Pedro Santiesteve.

La gran incógnita es ver como los invitados, especialmente, ERC y PDeCAT, encajan el desarrollo de unos acontecimientos en los que está contemplado que emanen una conclusiones que ya vienen prediseñadas de antemano: se denunciará la «represión» del Gobierno de Rajoy y se abogará por un referéndum pactado. Iglesias busca una foto que mande un menaje a Sánchez, ahora que el conflicto catalán ha vueslto a distanciar sus posiciones: un acuerdo con los congregados en Zaragoza le llevaría a Moncloa.

Tan solo el PNV, Geroa Bai y los partidos que dirigen el referéndum ilegal del 1 de octubre, PDeCAT y ERC, acudirán hoy a Zaragoza, donde Podemos ha convocado la «asamblea de cargos públicos por la libertad, la fraternidad y la convivencia». El resto de los partidos que acudirán son socios electorales de la formación morada. Lo que en la práctica convierte el evento en un acto interno de limitada proyección más allá de las fronteras de Podemos.

Pero ni siquiera en formaciones aliadas el evento ha concitado un entusiasmo desmedido. Por parte de Compromìs no se espera a su líder, la vicepresidenta de la Generlitat Valenciana, Monica Oltra. Tampoco estará el alcalde de Valencia, Joan Ribó. Oltra llegó a plantear esta semana a la Generalitat de Cataluña que desconvoque el 1 de octubre como premisa. Un paso que no demanda Podemos, que está centrando su estrategia de estos días en criticar la respuesta del Estado.

La ausencia de Ribò no es la única entre los «alcaldes del cambio», ya ni el alcalde de Cádiz, José María González «Kichi», ni la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, estarán hoy en Zaragoza,

La presencia institucional que anhelaba Iglesias para darle fuerza y legitimidad a sus posiciones se la van brindar los alcaldes gallegos: Xulio Ferreiro (La Coruña), Martiño Noriega (Santiago) y Jorge Suárez (Ferrol). Hasta el mismo viernes se forzó una modificación del programa para que pudiese estar en Zaragoza la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. El acto adelanta su arranque a las 9 de la mañana para que Colau pueda estar de vuelta en Barcelona antes del mediodía, ya que su presencia en los actos de la festividad de la Mercè, patrona de la ciudad condal, es inexcusable. Será la encargada de abrir el acto junto al anfitrión, el alcalde de Zaragoza, Pedro Santiesteve.

La gran incógnita es ver como los invitados, especialmente, ERC y PDeCAT, encajan el desarrollo de unos acontecimientos en los que está contemplado que emanen una conclusiones que ya vienen prediseñadas de antemano: se denunciará la «represión» del Gobierno de Rajoy y se abogará por un referéndum pactado. Iglesias busca una foto que mande un menaje a Sánchez, ahora que el conflicto catalán ha vueslto a distanciar sus posiciones: un acuerdo con los congregados en Zaragoza le llevaría a Moncloa.