CASO GABRIEL CRUZ

ABC regresa al punto de partida: el camino donde desapareció Gabriel Cruz

Apenas 100 metros separan la casa de su abuela de la de su tía, a donde se dirigía el pequeño Gabriel Cruz

Enviada especial a NíjarActualizado:

Vacío y desolado. Persianas bajadas y puertas cerradas a cal y canto. Solo el viento se cuela entre las calles. ABC recorre el camino del último día de Gabriel. Es corto, muy corto y terroso. Apenas 100 metros separan la casa de su abuela de la de su tía, a donde se dirigía el pequeño Gabriel Cruz, de tan solo ocho años.

Antes de llegar allí, Ana Julia Quezada, subida en el coche, reclama la atención del niño. Ahí termina esta historia. Y empieza otra, la que ha declarado este martes la asesina confesa, quien se llevó a Gabriel a la finca familiar de Rodalquilar. Allí, a tan solo cinco kilómetros, Ana Julia le golpeó en la cabeza y le asfixio con sus propias manos.

Un desenlace que nadie quería imaginarse. Era 27 de febrero. Desde entonces, Níjar está vacía, triste sin su «pescaíto». Miles de personas han querido acompañar a la familia en el último adiós a Gabriel Cruz.