Rajoy presidió ayer el Consejo extraordinario - Efe

Un 155 exprés dirigido a las urnas

El Gobierno opta por una aplicación urgente de las medidas para recuperar la legalidad

MadridActualizado:

«Se actuará con mesura, eficacia y responsabilidad». El Gobierno fijó ayer sus límites en un 155 abierto a actuar en cualquier campo para restaurar la legalidad en Cataluña. Las medidas se aplicarán de forma urgente, y durarán hasta que se forme nuevo «Govern».

Cese de Puigdemont, Junqueras y consejeros

Es la primera medida que ha tomado el Consejo de Ministros, tras la autorización del Senado para aplicar el 155. Después de la aprobación en el Parlamento regional de la declaración de independencia, Rajoy subrayó que se trataba de un «acto delictivo». Las destituciones se llevaron a cabo por decreto, aprobado en Consejo de Ministros, que tuvo que ser firmado por el Rey. Las destituciones se hacen efectivas en cuanto se publican en el BOE.

El Consejo de Ministros recurre la declaración

El Consejo de Ministros ordinario aprobó ayer un incidente de ejecución de sentencia ante el Tribunal Constitucional contra la declaración de independencia aprobada esa misma tarde por el Parlamento autonómico.

Los ministerios asumirán las consejerías

La destitución de todo el Gobierno autonómico en bloque trasladará a los ministerios el control de la gestión de cada consejería. Los ministerios llevan semanas trabajando en un plan específico de cada área, para detallar en qué áreas debe actuarse de forma preferente para restaurar la legalidad. Los ministerios asumirán la función como órganos administrativos encargados de cada competencia.

Convocatoria de elecciones el 21 de diciembres

La facultad del presidente de la Generalitat de disolver el Parlamento autonómico y convocar elecciones corresponde al presidente del Gobierno. Tenía un plazo de seis meses para hacerlo, aunque finalmente ha decidido disolver el Parlamento autonómico y convocar elecciones para el 21 de diciembre. El decreto de convocatoria se publicará en el BOE.

Cuándo caducan las medidas del 155

Si bien en el escrito se fija un plazo máximo de seis meses, que podía ser modificado, la convocatoria de elecciones ha cambiado esa fecha. En el informe aprobado del 155 se establece que las medidas se mantendrán vigentes y serán de aplicación hasta la toma de posesión del nuevo Gobierno de la Generalitat, resultante de la celebración de las correspondientes elecciones en Cataluña. Una vez constituido el nuevo Parlamento, antes de diez días tiene que haber la primera votación. A partir de ahí, si en dos meses no hay presidente, se vuelve a disolver. En ese caso seguiría vigente el 155.

El Parlament no podrá actuar contra la Constitución

El Parlamento está disuelto, pero tendrá Diputación Permanente. No se produce ninguna destitución, pues se respeta al órgano elegido directamente por los ciudadanos, pero el Gobierno estará atento a las iniciativas que pretenda tomar. El Parlamento no podrá proponer candidato a la Presidencia en este periodo, al menos hasta que se constituya la nueva Cámara que resulte de las elecciones.

Medidas en la Administración

La actuación en la Administración de la Generalitat será gradual en este periodo. La destitución en bloque del Gobierno llevará aparejado el cese de sus asesores. En total, cesarán automáticamente 141 colaboradores eventuales. El objetivo de Rajoy es que la Administración vuelva a estar al servicio de la legalidad. Para ello podrá tomar medidas para asegurar el cumplimiento de la ley y evitar que no exista ningún órgano dirigido a los objetivos independentistas.

Intervención de los Mossos

Acordado el cese del consejero de Interior, corresponderá al Gobierno de la Nación, en concreto a Interior, dictar instrucciones a la Policía Autonómica de Cataluña. También se puede acordar el despliegue de la Policía Nacional y la Guardia Civil. En caso necesario, y según evolucione la situación, los miembros de los Mossos pueden ser sustituidos por efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. La intervención de los Mossos se considera crucial, en caso de resistencia cuando se produzca la destitución del Gobierno autonómico. De entrada, se ha destituido al director general de la Policía Autonómica. El cese de Trapero podría llegar después, ya que no corresponde al Consejo de Ministros.

Gestión económica y tributaria

El Gobierno ya había llevado a cabo la intervención de las cuentas catalanas, a través de la ley de Estabilidad Presupuestaria. El Gobierno controlará el gasto, pero también los ingresos. Serán medidas graduales dirigidas a ejercer las competencias en materia económica, financiera, tributaria y presupuestaria.

Se relaja el control sobre los medios públicos

El Senado ha introducido un cambio, a propuesta del PSOEy con el apoyo del PP, que relaja el control del Gobierno sobre los medios de comunicación públicos, sobre todo la TV3. De hecho, se suprime el control para asegurar una información «veraz, equilibrada y objetiva, respetuosa con el pluralismo político, social y cultural, así como el conocimiento de los valores de la Constitución y el Estatuto». No obstante, el Gobierno, y el órgano creado al efecto, ejercerán las funciones relativas a las telecomunicaciones.

Extinción total de las embajadas políticas

En uno de los cinco decretos aprobados en el Consejo de Ministros extraordinario se incluye la extinción de las delegaciones en el extranjero, excepto Bruselas, que han estado actuando como auténticas «embajadores» al servicio de la causa independentista. Pero además esta medida va unida a la destitución de los delegados de la Generalitat en Bruselas y en Madrid.

La Comisión conjunta del Senado vigilará las medidas

El seguimiento y control de las medidas del 155 se atribuyen a la Comisión conjunta que se ha creado en el Senado, una fusión de las comisiones Constitucional y la General de CC.AA.