España

La Fiscalía francesa acusa a Pla y Sorzábal de dirigir ETA

El Ministerio Público les atribuye otros cinco cargos, entre ellos portar armas o la posesión de documentos falsos

Las Fuerzas de Seguridad detuvieron en Francia a dos de los presuntos jefes de ETA, David Pla,d., e Iratxe Sorzábal, en una operación de la policía francesa en colaboración con la Guardia Civil
Las Fuerzas de Seguridad detuvieron en Francia a dos de los presuntos jefes de ETA, David Pla,d., e Iratxe Sorzábal, en una operación de la policía francesa en colaboración con la Guardia Civil - efe
efe - París - Actualizado: Guardado en: España

La Fiscalía francesa ha acusado a David Pla e Iratxe Sorzábal, detenidos el pasado martes en el País Vasco francés, de dirigir la banda terrorista ETA, entre otros cargos, informó a Efe una fuente judicial.

El Ministerio Público pidió el ingreso en prisión de ambos -que fueron presentados este sábado en París ante un juez de instrucción- por «dirección de una organización creada para preparar atentados contra personas con fines terroristas», así como por otros cinco cargos, entre ellos el porte de armas o la posesión de documentos falsos.

También reclamó la encarcelación de los otros dos detenidos en la operación policial del pasado martes, Ramón Sagarzazu y el francés Pantxo Flores, en ambos casos por «asociación de malhechores con fines terroristas».

Los presuntos etarras Sorzábal y Pla, junto al antiguo responsable del aparato internacional de ETA Ramón Sagarzazu y el propietario del caserío donde fueron detenidos, el francés Pantxo Flores, fueron trasladados ayer de la comisaría de Bayona a la sede de la Subdirección Antiterrorista (SDAT) en las afueras de París.

Como hacen de forma habitual los miembros de la banda, los cuatro detenidos no respondieron en sus interrogatorios en Bayona a los agentes, precisaron fuentes judiciales. El arresto en casos de terrorismo puede prolongarse en Francia hasta 96 horas antes de que la Policía presente a los sospechosos ante un magistrado instructor con vistas a su inculpación.

Una vez imputados, es otro juez de las libertades y de la detención el que decide sobre su ingreso en prisión. Sorzábal (43 años) y Pla (40 años) tenían sendas pistolas cuando fueron capturados en Agorerreka, el caserío de Flores, donde también fueron hallados documentos de identidad falsos.

Más de cinco años tras Sorzábal y Pla

La mujer, que durante su etapa de clandestinidad tuvo un hijo con el exdirigente etarra Mikel Carrera Sarobe -que cumple varias penas en Francia-, ya ha estado encarcelada en el país galo por su pertenencia a la organización terrorista.

Además, ha sido condenada en rebeldía, la última vez a cinco años de cárcel en 2013 en el juicio en el que se impuso la cadena perpetua a Carrera Sarobe por el asesinato de dos guardias civiles en Capbreton en 2007. La Guardia Civil llevaba más de cinco años tras Sorzábal y Pla, quienes, según las autoridades españolas, formaban la cúpula de ETA.

Sagarzazu, de 49 años, fue considerado en 2005, cuando fue detenido en Francia por última vez, como el jefe del aparato internacional de ETA. La Policía francesa le atribuyó entonces labores de preparación de negociaciones entre ETA y el Gobierno español.

Por su parte, Flores ya fue detenido en septiembre de 2007 dentro de una investigación sobre la preparación de un atentado contra un complejo hostelero en Bidarray

Toda la actualidad en portada

comentarios