El yihadista «Kokito Castillejos» amenaza a Marruecos: «Atacaremos las calles de Rabat pronto para instalar el Califato»

Actualizado:

El yihadista Mohamed Hamaduch, más conocido por el alias de 'Kokito Castillejos', ha reaparecido recientemente lanzando amenazas a su país de origen, Marruecos, por su colaboración con la alianza internacional frente al Estado Islámico. Este individuo ha aparecido en fotografías de alto contenido violento en las que incluso se le ve posando con cinco cabezas cortadas. Se casó con una joven española de Ceuta y como dote le entregó un cinturón de explosivos. Hamaduch es bastante conocido entre los círculos radicales ceutíes, principalmente del barrio de El Príncipe.

Su reaparición ha sido de nuevo en Internet, a través de las redes sociales, una de las herramientas favoritas de los yihadistas para difundir su propaganda. Ha cambiado su identidad y ahora se hace llamar 'Kokito Yuu'. «Atacaremos las calles de Rabat pronto para instalar el Califato», advierte este terrorista de apenas 28 años y que ya el pasado agosto manifestó su deseo de volver a España «para conquistarla». Nacido en Fdineq (Castillejos), se cree que lleva en Siria desde el año 2013.

Según el último informe del experto en movimientos yihadistas José María Gil Garre elaborado para el Instituto de Seguridad Global, este terrorista centra sus mensajes en Marruecos. «Es ahora cuando va a empezar el terrorismo, los bombardeos y las matanzas. Nuestros ataques están por venir muy pronto, si Dios quiere, y no hace falta haceros recordar lo que ya sufrieron Madrid, Kenia y Tanzania para que aprendáis de ello», recoge este análisis elaborado a través de la monitorización de perfiles sospechosos en las redes sociales.

Análisis de su perfil

El informe cree que esta amenaza «debe ser tomada en cuenta como real». Considera que se trata de la misma persona por el discurso que utiliza y la manera de justificar sus amenazas así como sus interacciones en redes sociales y sus vinculaciones a Marruecos y a España. Entre ellas se ha detectado comunicaciones «con el que parece ser el perfil de la chica española con quien se casó».

Por ello cree que «se ha de tomar el conjunto de información como el perfil del propio Mohamed o Kokito Castillejos, idea que se refuerza si se tiene en cuenta su progresión en ciertas estructuras, que aparece en imágenes en Siria con terroristas españoles y marroquíes, algunos vinculados a los primeros grupos que salieron hacia el conflicto de Siria».

«También comparte espacios con un joven español de Ceuta que viajó siendo menor de edad y con otro individuo, ahora bajo perfil de Hamid, y que anteriormente interactuó en redes sociales como Jimad y que habría sido compañero del taxista ceutí Rachid Wahbi, ya fallecido», añade el estudio.

De mecánico a terrorista

«Kokito Castillejos», quien ha usado otros alias como «Abu Tasnim» es un exmecánico ahora convertido en un terrorista que no duda en difundir en sus perfiles en las redes sociales las muestras de los crímenes cometidos en Siria. En una de sus anteriores apariciones en la red a la que ha tenido acceso Europa Press se le ve fotografiando a un niño que, sonriente, sujeta otra cabeza degollada rodeado de más niños que asisten a la escena.

Muchas de estas publicaciones son jaleadas por numerosos jóvenes que le siguen en la red, entre ellos hay algunos ubicados en España o Marruecos. Algunos de ellos manifiestan abiertamente su deseo de seguir sus pasos.

El retorno a sus países de origen de este tipo de yihadistas que en los últimos años se han desplazado para combatir en Siria y más recientemente en Irak en las filas del Estado Islámico es una de las principales preocupaciones de los gobiernos occidentales por el riesgo de que regresen más fanatizados y con mayor formación para cometer atentados. Las autoridades cifran en torno a 70 los españoles que se han desplazado a Siria o Irak para combatir, muchos de ellos ya han muerto.

Lo único que sabía su mujer de él cuando se casó es que estaba combatiendo en ese país junto con un hermano suyo, según explicó el propio terrorista. «Ella ha dicho que quiere incorporarse al Estado de Sham (ISIS) ya que, gracias a Dios, su fe era fuerte y muy firme. Como es muy honesta le he mandado el dinero de aquí y pedí su mano para el matrimonio y aceptó. Me he casado con ella estando todavía en Ceuta para evitar rumores ya que somos extraños uno para con el otro. Así nos hemos casado y hablo de forma permanente con ella y le doy dinero para la migración», relataba el pasado agosto.