Tania Sánchez votando en las primarias de IU Madrid, en las que se impuso
Tania Sánchez votando en las primarias de IU Madrid, en las que se impuso - efe
comisión de investigación en rivas

Tania Sánchez «no sabía» que su hermano «administraba» la sociedad de los 1,2 millones

La líder de IU Madrid sólo reconoce que «debí estar más atenta» a las adjudicaciones públicas y «lo estoy pagando»

Actualizado:

Tania Sánchez ha reconocido en la comisión de investigación sobre los contratos adjudicados a su hermano que estaba al tanto de que Héctor Sánchez «trabajaba» en la cooperativa Aúpa, pero «no sabía» que también era administrador. Con este matiz, la líder de IU Madrid ha intentado desvincularse de los contratos de 1,2 millones de euros que Rivas adjudicó a la sociedad cooperativa de su hermano, Aúpa, desvelados por ABC, mientras ella y/o su padre eran concejales del municipio.

Tania Sánchez, que estaba obligada por ley a abstenerse de participar en las adjudicaciones, se ha defendido argumentado que «no informé del trabajo de mi hermano igual que no informé de que mi madre trabajaba en el banco donde tiene cuentas el Ayuntamiento». Ante esta declaración, el portavoz del PSOE, Guillermo Magadán, le ha respondido con un irónico «a lo mejor si tu madre formara parte del Consejo de Administración del Santander...».

Ante el «bombardeo» de la oposición, Sánchez ha terminado por reconocer que «debí estar más atenta (a las actividades de su hermano) y lo estoy pagando». No obstante, la candidata de IU Madrid a las próximas elecciones autonómicas ha incidido en que «no ha habido ningún trato de favor» en los contratos adjudicados a la cooperativa Aúpa, de la que su hermano era socio.

El portavoz del PP, Jesús González, le ha recordado que, como reveló este diario, «el acta dice que estabas y que la Junta de Gobierno de la que formabas parte adjudicó un contrato de 130.000 euros por unanimidad y la ley establece que usted se debería haber abstenido».

Ante esto, Tania Sánchez ha hecho equilibrios con el lenguaje matizando que «era miembro de la Junta de Gobierno que acordó por unanimidad aprobar la propuesta de contratación» y ha alegado que se limitaban a aprobar lo que proponían los técnicos. En esta línea, el portavoz del PSOE le ha reprochado que dé la imagen de que «a la Junta de Gobierno del Ayuntamiento se viene a echar la mañana». La candidata de IU de la Comunidad de Madrid y pareja sentimental del líder de Podemos, Pablo Iglesias, no ha contestado a si es ético participar en una adjudicación sabiendo que hay un familiar directo.

En este sentido sí ha sido tajante José Masa, alcalde de Rivas Vaciamadrid entre junio 2003 y mayo de 2014, cuando se adjudicaron la práctica totalidad de los contratos a Héctor Sánchez, que ha inuagurado la sesión sobre las adjudicaciones reveladas por ABC: Tania Sánchez y su padre, Raúl Sánchez, le ocultaron que desde el Ayuntamiento estaban contratando a la cooperativa de su hermano/hijo: «Por parte de Raúl Sánchez y de Tania es evidente que a mí se me ocultó deliberadamente», sostiene.

Masa ha ido un paso más allá al asegurar que, «de haberlo sabido, habría parado esos contratos», que ascienden a entre 1,1 y 1,3 millones de euros para impartir «talleres musicales». El exalcalde del municipio madrileño ha hecho hincapié «de manera taxativa» en que «nunca he tenido conocimiento, ni antes ni durante los procesos de contratación, de que el hijo de un concejal o el hermano de una concejal formaba parte de una empresa que licitaba en el Ayuntamiento. Nadie me lo dijo nunca, ni por escrito ni verbalmente».

De esta forma desmiente a Raúl Sánchez, que en su comparecencia sostuvo que «todo el mundo en el Ayuntamiento lo sabía». Tanto Tania Sánchez como su padre, ambos concejales en Rivas, estaban obligados por ley a abstenerse de contratar a un familiar directo.

«Juntos en el instituto»

A continuación ha comparecido el actual alcalde ripense, Pedro del Cura, quien contrató a Aúpa Sociedad Cooperativa en su etapa como concejal de Juventud. Del Cura ha reconocido que era consciente de la relación familar del contratista Héctor Sánchez con la entonces asesora y concejal Tania Sánchez y con el padre de ambos, que sigue siendo concejal de Deportes.

«Hemos ido juntos al instituto y hemos coincidido en los movimientos vecinales de izquierdas», ha dicho refiriéndose a los hermanos Sánchez, pero sostiene que esa relación familiar en la contratación, que es ilegal, no tiene importancia: «Yo entendí que como el procedimiento de contratación seguía los mismos criterios que todos los contratos, no había ningún tipo de irregularidad».

Del Cura ha defendido los contratos y ha contestado con evasivas a las preguntas de Guillermo Magadán (PSOE) sobre si conoce la Ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas, que obliga al político a comunicar la relación familiar y a abstenerse del procedimiento de contratación.

El alcalde también ha echado balones fuera en el turno de preguntas del PP. Jesús González, líder de la oposición, le ha preguntado por otra de las revelaciones de ABC, el hecho de que una de las fundadoras de Aúpa pasó a trabajar en el Ayuntamiento como funcionaria y, desde ese puesto, hizo los pliegos de los contratos que se adjudicaron a la propia Aúpa. Del Cura se ha limitado a decir que hay un expediente abierto para investigar este extremo y a defender la «profesionalidad» de todos los funcionarios de Rivas.

El portavoz popular le ha llegado a preguntar si «a usted le parece normal que mañana se adjudique un contrato municipal a un familiar de un concejal». La respuesta, de nuevo evasiva: «Lo que yo haría es consultar a los servicios jurídicos del Ayuntamiento».

Tras Del Cura, en estos momentos tiene lugar la comparecencia de la propia Tania Sánchez.