El ladrón de joyas que se dejó el DNI y otros robos insólitos
La caja registradora de una tienda robada - Archivo

El ladrón de joyas que se dejó el DNI y otros robos insólitos

Cacos que se van a tomar una cerveza después de atracar un banco o delincuentes que se tragan las joyas al ser descubiertos protagonizan este ranking tan inusual como real

Actualizado:

Cacos que se van a tomar una cerveza después de atracar un banco o delincuentes que se tragan las joyas al ser descubiertos protagonizan este ranking tan inusual como real

123456
  1. Ladrones extravagantes

    La caja registradora de una tienda robada
    La caja registradora de una tienda robada - Archivo

    Un ladrón que roba en una joyería y se deja el DNI en el montrador, unos delincuentes que sustraen, sin percatarse, un coche camuflado de la Policía o un caco que se bebe una cerveza tranquilamente en una terraza después de un golpe a un banco. Son algunos de los casos más insólitos que han aparecido en la prensa en los últimos tiempos.

    Aunque parezcan protagonistas de una película de humor, en realidad son delincuentes con los que ha tenido que lidiar la Policía. Estos son algunos de los casos más llamativos de hurtos insólitos.

  2. Delincuentes roban un coche de Policía

    Imagen de archivo de una furgoneta de la Policía Nacional
    Imagen de archivo de una furgoneta de la Policía Nacional - efe

    El pasado 18 de agosto, tres hombres armados robaron un coche en Cartagena (Murcia) que, para su sorpresa, resultó ser un vehículo de la Policía Nacional. No depararon en este hecho porque el vehículo iba camuflado.

    Tras el suceso, se ha activado una alerta en la zona en la que se llama a los agentes a «extremar las medidas de seguridad» y se recuerda que los delincuentes «van armados».

  3. Roba dos bancos y se va a tomar una caña

    Vista de la plaza de les Cortes Catalanes de Tarragona
    Vista de la plaza de les Cortes Catalanes de Tarragona - google maps

    Atracó dos sucursales bancarias, se sentó en una terraza a tomar una caña y charló animadamente con las vecinas. Por si fuera poco, después pidió un taxi para huir hasta la estación de Renfe, en la Plaça dels Carros (Tarragona) desde donde se fugó.

    Así actuó un ladrón el día 5 de agosto, que además iba vestido con una bata blanca de médico que había robado el día anterior del Hospital Joan XXIII de Tarragona, como relataron los vecinos. Este falso médico se presentó en la sucursal primero, de la que huyó sin conseguir botín alguno, y en otra a la que se dirigió caminando y de la que se llevó unos 600 euros en monedas, según los Mossos.

    Tras conseguir el botín, tiró la bata de médico, y se dirigió una cafetería de la calle Joan Baptista Plana, donde se sentó en la terraza y charló con cuatro vecinas antes de emprender su marcha ala estación.

  4. El ladrón del cementerio

    El cementerio sin rejas en una imagen de archivo
    El cementerio sin rejas en una imagen de archivo - abc

    A veces los métodos de los ladrones resultan impecables. Lo insólito se centra en el codiciado objeto sustraído. Es el caso de un extraño robo que denunció el ayuntamiento de Ponte Caldelas (Pontevedra) en diciembre de 2012.

    El consistorio se quejaba de la sustracción de más de 30 metros de rejillas del cementerio de A Ínsua que fue robado el fin de semana. Fueron los operarios del Ayuntamiento los que descubrieron eel expolio en el camposanto.

  5. Tragarse el botín

    Radiografía del organismo del ladrón
    Radiografía del organismo del ladrón - policía nacional

    Mientras robaba en una casa de Almería, un ladrón se tragó las joyas que pretendía sustraer cuando los agentes de la Policía le sorprendieron en pleno hurto. Su intención era ocultar los objetos sustraídos y si fuera pertinente, poder recuperarlos después.

    Sin embargo, los agentes se percataron de que el individuo se había tragado una sustancia y decidieron llevarlo al hospital, donde finalmente pudieron recuperar estos objetos de valor. Una radiografía le delató, dejando ver unos objetos metálicos dentro de su cuerpo. Tras esperar tres días, el ladrón por fin evacuó las joyas y pudieron devolverlas a su dueña.

  6. Se lleva las joyas y dejan un recuerdo de comunión

    Fotos de archivo de varios vehículos de los Mossos d'Esquadra
    Fotos de archivo de varios vehículos de los Mossos d'Esquadra - ines baucells

    Una figurita de comunión delató a seis ladrones que cometieron un robo con violencia en un piso de Barcelona. Cinco hombres de entre 23 y 44 años y una mujer que fue contratada por la propietaria del piso para tareas administrativas fueron detenidos tras unai nvestigación que tuvo como punto de partida este recuerdo.

    Los hechos ocurrieron el pasado 29 de octubre cuando tres personas llamaron al interfono de un domicilio de Barcelona simulando ser instaladores de parquet. Cuando la propietaria abrió la puerta la ataron de pies y manos y la obligaron a abrir una caja fuerte en la que guardaba unos 1.500 euros.

    Sin embargo, uno de los asaltantes cometió un error: se dejó una figurita de comunión en la escena del delito. Gracias a este despiste, los Mossos d'Esquadra pudieron detenerles unos meses después.