Pujol Ferrusola cobró 12 millones de euros en comisiones con facturas falsas
Pujol Ferrusola posa delante de su vehículo antes de la salida de un rally en la Plaza de Cataluña, en Barcelona - efe

Pujol Ferrusola cobró 12 millones de euros en comisiones con facturas falsas

Actualizado:

Tres de las cinco empresas de Jordi Pujol Ferrusola que investiga el juez Pablo Ruz emitieron facturas por valor de casi 12,2 millones de euros a una treintena de sociedades, la mayor parte de ellas contratistas de distintas administraciones catalanas. La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) sospecha que se trató de «facturas falsas», ya que los conceptos eran «ficticios».

Así se lo ha hecho saber la Policía al titular del Juzgado Central de Instrucción número cinco, que tiene en marcha distintas diligencias para aclarar los pagos, calificados como «sospechosos y con motivación claramente espuria».

El informe policial entregado al juez de la Audiencia Nacional se refiere a las sociedades mercantiles Iniciatives Marketing i Inversion, Active Traslation y Project Marketing Cat, propiedad del primogénito de Jordi Pujol y de su exesposa, Mercè Gironés, ambos imputados por blanqueo de capitales y delitos contra la Hacienda Pública. Las tres sociedades sólo suman un empleado y del análisis de sus estados contables se desprende que «no han ejercido ninguna actividad real de ningún tipo, no teniendo compras a proveedores o costes asociados al ejercicio mercantil», según destacan los investigadores de la Udef.

Los principales «clientes» de Jordi Pujol Ferrusola son las constructoras Copisa, Isolux, FCC y Dragados, así como la sociedad gestora de recogida de basuras GBI Serveis. La mayor parte de los pagos se produjo tras la salida del poder de Jordi Pujol, que dejó el cargo en diciembre de 2003. En el caso de los ingresos registrados durante los gobiernos socialistas de Pasqual Maragall y José Montilla, la Policía apunta que algunos contratos adjudicados con el PSC en la Generalitat se prepararon con anterioridad. Además, el poder de los Pujol es muy alargado en toda Cataluña.

Pagos millonarios

El informe recoge un listado de cobros entre los que aparecen 243.368,51 euros a GBI Serveis, que en octubre de 2002 había logrado autorización del Departamento de Medio Ambiente de la Generalitat para construir un complejo de tratamiento de residuos en Tivissa (Tarragona). El pago se realizó a la sociedad Project Marketing Cat, que también ingresó 602.589,74 euros de Isolux Ingeniería, filial del grupo presidido por Luis Delso, que también se ha visto implicado en el caso Gürtel. La misma empresa de Pujol Ferrusola percibió ingresos del grupo Copisa por un total de 1.155.808,33 euros. La constructora tiene distintos intereses inmobiliarios en Cataluña. Por su parte, una filial de la multinacional FCC, Famguega S.L., pagó a Project Marketing Cat algo más de 1,5 millones de euros.

Especialmente activa en la emisión de facturas falsas fue Iniciatives Marketing i Inversions, considerada como la sociedad troncal del grupo manejado por el hijo del político y su exesposa. Esta sociedad también cobró del grupo Copisa casi tres millones de euros por «supestas prestaciones de servicios». Los pagadores se repiten, dado que el grupo FCC ingresó a Iniciatives Marketing e Inversions dos millones de euros. Por otro lado, Cementos Esfera, vinculada al grupo Dragados, abonó más de 207.000 euros.

Durante la instrucción judicial, tanto el imputado como las empresas implicadas están tratando de justificar la licitud de estos pagos. La Udef ha identificado pagos sospechosos por parte de 29 empresas o grupos empresariales, de las que 17 fueron ayer requeridas por el juez para que aporten todos los detalles de su relación con Pujol Ferrusola y sus empresas. La Policía es tajante a la hora de señalar «ficciones contactuales».

El proceder de las sociedades de Pujol hijo y el continuo flujo de capital a cuentas personales apuntan a una estructura de caja única. El vástago del político utilizaba sus compañías, que carecían de actividad mercantil real, para cobrar comisiones y dar «pelotazos», expresión utilizada por la Policía. Los fondos se movían entre cuentas en España y trece países más, pero siempre bajo el principio de unidad de caja, una «metodología propia de estructuras desarrolladas para blanquear capitales», sostiene el informe de la Udef.

Las mismos empresarios que alimentaron esta estructura pagando servicios ficticios con facturas falsas también hicieron millonario a Jordi Pujol Ferrusola asociándose con él en algunas operaciones. El esquema era siempre el mismo: el primogénito del expresidente catalán se asociaba al empresario de turno y luego vendía su participación con ingentes plusvalías. De este modo obtuvo un mínimo de 24 millones de euros. Más cinco millones de plusvalía corresponden a una operación con GBI Serveis; otros 4,5 salieron de una operación inmobiliaria con el grupo Copisa; y casi 14 millones de euros proceden de un negocio en México con el grupo Isolux Corsán.

La investigación arrancó tras las declaración judicial de Victoria Álvarez, la exnovia de Pujol Ferrusola, que relató viajes a Andorra con una «mochila en el maletero con billetes de 500 euros», Hacienda acreditó 32,4 millones en 118 movimientos de divisas entre 2004 y 2012, muchos de ellos en paraísos fiscales.