Ocho de cada diez españoles creen que la crisis ha reducido la seguridad en verano
Los agentes de la Policía de Madrid acuden llamada de un intento de robo en un centro de enseñanza - ARCHIVO

Ocho de cada diez españoles creen que la crisis ha reducido la seguridad en verano

Bilbao aparece citada como la ciudad más segura, seguida de Valladolid y La Coruña. Madrid, Barcelona y Sevilla, las menos seguras

Actualizado:

Hasta un 82% de ciudadanos creen que la crisis ha hecho que España sea más insegura en verano. En el caso de los residentes en Andalucía y Canarias estas cifras se disparan al 89%. Además de las zonas más turísticas, son los municipios de tamaño medio, de entre 50.000 y 200.000 habitantes, los que más percepción de inseguridad tienen en época estival.

Son las cifras que arroja un estudio publicado por la empresa Securitas Direct, que afirma que ocho de cada diez encuestados cree que entre julio y septiembre hay más robos en viviendas y comercios, sobre todo en las zonas más concurridas del sur.

El mapa de la inseguridad

Los 2.015 encuestados situaron mayoritariamente Bilbao como la ciudad más segura (con un 20% de las respuestas). Valladolid (16%) y La Coruña (15%) le siguen de cerca, mientras que casi cuatro de cada diez ven a Madrid como la menos segura, seguida de Barcelona (24%) y de Sevilla (11%).

El mapa de la seguridad por ciudades sitúa a Bilbao como la más segura, según el 20% de las respuestas. Le siguen Valladolid (16%) y A Coruña (15%). En el otro extremo, casi cuatro de cada diez encuestados ven a Madrid como la menos segura, seguida de Barcelona (24%) y de Sevilla (11%).

Extremeños (60%) y vascos (57%) son los que se sienten más seguros en sus comunidades.

Las soluciones

El 69% de los ciudadanos preguntado creen que la solución reside en endurecer la ley contra los delincuentes. Aumentar el número de agentes policiales en los lugares de mayor turismo es la solución elegida por en 64% de encuestados, sobre todo mujeres. Acelerar la justicia es la opción elegida por el 59%, mientras más de una cuarta parte instalaría cámaras de vídeovigilancia.

En cuanto aplicar la seguridad a sus hábitos y su rutina diaria, los españoles se muestran más reticentes. Siete de cada diez asegura que no toma ninguna medida extraordinaria que implique pedir ayuda a otras personas para dar apariencia de que su casa no está vacía durante las vacaciones.

Del tercio del total que sí refuerza la protección de su hogar, el 21% pide a alguien que pase por su domicilio, mientras un 13% le deja las llaves de casa a un vecino o conocido. Solo uno de cada diez encuestados desconecta la electricidad al irse de viaje, mientras un 8% cierra la llave del agua y deja alguna persiana subida.