Combo de fotografías facilitado por la Policía Nacional, de los diez criminales prófugos - efe

La Policía busca en España a diez fugitivos y pide ayuda para localizarles

Son autores de delitos de asesinato, tráfico de drogas o robos con violencia

Actualizado:

Cinco fugitivos españoles y otros tantos extranjeros autores de delitos de asesinato, tráfico de drogas o robos con violencia. Diez criminales prófugos de la Justicia que la Policía cree se esconden en nuestro país, por lo pide ayuda a los ciudadanos para localizarles y detenerles cuanto antes.

Una ayuda que, a través del teléfono al 091 o por correo electrónico a fugitivos@policia.es, garantiza el anonimato y no conlleva ningún peligro para el denunciante, en palabras de la inspectora jefa del Grupo de Localización de Fugitivos de la Policía, Olga Lizana, que solicita cualquier detalle que pueda conducir a los agentes hasta estos diez fugitivos.

Entre ellos figura una única mujer: Yolanda Payan, colombiana de 50 años, reclamada por su propio país pero también por Austria e Italia por homicidio, robos con violencia en joyerías y pertenencia a grupo organizado.

Los otros nueve más buscados son hombres, cinco de ellos españoles, dos británicos, un alemán y un albano.

Óscar Santacruz Juan podría estar en Madrid. Tiene 40 años, una estatura de 1,87, pelo castaño, complexión fuerte, ojos verdes y un lunar en el lado izquierdo de la cara. Está reclamado por asesinato.

El segundo español de esta lista es Omar Tebar Tomas, de 28 años y buscado por homicidio, lesiones, amenazas y quebrantamiento de condena. Alicante podría ser su refugio actual, según la Policía, que destaca que lleva un tatuaje de un demonio en ambas caras del antebrazo izquierdo.

Tatuajes también luce en el brazo derecho y en la espalda Antonio Jesús Barge Valdés, de 47 años. Podría encontrarse en Madrid y le buscan por lesiones y quebrantamiento de condena por la Justicia española.

Cinco españoles

Completan el ránking de los cinco españoles más buscados: Julio González Rubio, reclamado por homicidio, de 44 años, complexión atlética, 1,75 cm de estatura y ojos verdes, y José Manuel Canela Vázquez, de 40 años y 1,79 cm y con alopecia.

Apodado como «Ferramache», la Policía busca a Canale Vázquez por tráfico de drogas. Se cree que podría encontrarse en algún lugar de Andalucía.

Desde hace años la Policía busca al alemán Dietmar Linke, reclamado por su país por provocar una fuerte explosión y robar cajas fuertes. Tiene 47 años y podría residir en Alicante.

Por tráfico de drogas, robo con violencia, tenencia ilícita de armas, falsificación de documentos y quebrantamiento de condena, Italia y Bélgica solicitan la detención de Dritan Rexhepi, natural de Albania y de 33 años. Su paradero actual podría ser Cataluña.

Los otros dos fugitivos extranjeros para cuya localización la Policía pide ayuda proceden del Reino Unido. Kevin Thomas Parle, de 33 años, está reclamado por un homicidio doloso en su país y se cree que se oculta en Alicante.

Entre sus rasgos físicos destacan su elevada estatura, 1,95 cm, una cicatriz de un centímetro en la parte izquierda de la cabeza y ojos azules.

Cierra la lista Christopher Guest More, de 36 años, buscado por la justicia británica por un delito de homicidio. Mide aproximadamente 1,84 cm, tiene una cicatriz en el entrecejo, el pelo rapado y es de complexión delgada.

Cualquier dato que de ellos un ciudadano tenga puede resultar de gran utilidad, explica a Efe la jefa del Grupo de Fugitivos, que recuerda que en menos de 12 horas y gracias a la colaboración, en este caso a través de las redes sociales, se logró detener en enero en Ponferrada (León) a José Manuel García Barata, condenado a 29 años de prisión por el asesinato de un taxista en Salamanca.

En total, 4,5 millones de impactos tuvieron los tuit lanzados desde la cuenta oficial de la Policía (@policia) para dar con García Barata.

Se recibieron 175 respuestas a través de Twitter y 5.400 retuiteos, mientras que más de 5.000 personas compartieron en sus facebook el cartel de búsqueda de este fugitivo.

Tres correos electrónicos y 17 llamadas fueron claves para detener al asesino del taxista salmantino, destaca la Policía, que solo en enero ha arrestado a 30 prófugos -26 reclamados en el extranjero- entre los que destaca el dominicano Juegers Veloz, detenido en Palma de Mallorca y buscado por EEUU por una estafa de unos 250 millones de dólares.

Durante 2013, el Grupo de Localización de Fugitivos, integrado por 20 agentes, ha detenido a 317 personas, 270 de las cuales estaban reclamadas por las autoridades judiciales de otros países y 4 estaban buscadas por la Justicia española.

Del total de arrestados, 70 de ellos estaban vinculados a delitos de tráfico de drogas; 61 estaban buscados por delitos de estafas; 55 por delitos contra la propiedad; 24 autores de homicidios o lesiones; 16 relacionados con agresiones sexuales y 44 por otras modalidades delictivas.

La mayoría de los fugitivos internacionales arrestados durante el pasado año eran procedentes de Rumanía (45), Reino Unido (35), Italia (27), Francia (22) o Alemania (21), entre otras nacionalidades.

De todos ellos, Lizana destaca dos. Primero, la detención de Andrew Terence Moran, un peligroso fugitivo de nacionalidad británica que, aunque en noviembre de 2012 logró eludir su detención tras embestir con un todoterreno a los policías que le perseguían, el pasado mayo el Grupo de Operaciones Especiales (GOES) lo atrapó en Calpe (Alicante).

El segundo, Mark Alan Lilley, británico, detenido en Alhaurín de la Torre (Málaga). Estaba tan obsesionado con ser descubierto que había cambiado considerablemente su aspecto físico, se había convertido en un gran experto de "vale tudo", una modalidad de combate brasileña e, incluso, había llegado a construir en el chalé en el que vivía una habitación del pánico.