La Policía se pone las Google Glass
El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, junto a una agente; ambos con Google Glass - abc

La Policía se pone las Google Glass

El proyecto Policía 3.0 se propone incluir las gafas de Google en el uniforme de los agentes por las ventajas operativas y de investigación que les aportarían

Actualizado:

Las Google Glass continuán imperables. La última en probar sus servicios ha sido la Policía Nacional, que está estudiando incorporarlas a las patrullas policiales. Según ha informado la Dirección General de la Policía, el proyecto se enmarca en su Plan Estratégico, que pretende la transformación del Cuerpo en una verdadera seguridad inteligente a través del proyecto denominado Policía 3.0.

El director de la Policía, Ignacio Cosidó, se ha interesado por las características de las gafas de Google y su posible utilidad en la actuación diaria de los agentes, pues permitirían la visualización en directo de las cámaras de seguridad próximas; monitorizar y registrar la actuación del agente; acceso a «Street View»; captura de imágenes y vídeos para reconocimiento facial, comprobación de datos o intercambio con otras patrullas; acceso a bases de datos policiales, o información sobre las unidades comisionadas y servicios de apoyo.

Además, podrían integrar sistemas de reconocimineto facial, sistemas de gestión de vehículos, bases de antecedentes policiales, archivos de datos documentales, información de normativa penal, policial y procedimental, asi como protocolos de actuación, entre otros. Este nuevo dispositivo permitiría acoplar un dispositivo a las gafas de los agentes para registrar los incidentes que ocurran durante una intervención e incluso su visualización directa en otras dependencias policiales lo que repercute en un incremento de seguridad e integridad para los agentes y la posibilidad de ofrecer una respuesta según las necesidades de cada situación.

El proyecto Policía 3.0 está implantando un modelo de gestión de la seguridad orientado a la calidad y a la optimización en la asignación de recursos humanos, materiales y económicos. Esta gestión eficiente reclama una progresiva adaptación de medios materiales e infraestructuras a las demandas de renovación, adecuación y modernización de las que dispone el Cuerpo Nacional de Policía.