debate de los presupuestos

El Gobierno devolverá los moscosos a los funcionarios y mejorará sus «condiciones»

El ministro de Hacienda se ha comprometido a devolver estos días de libre disposición «en cuanto la recuperación lo permita»

ANA I. SÁNCHEZ - Actualizado: Guardado en: España

Los funcionarios volverán a disfrutar de los seis días de libre disposición que el Gobierno recortó a tres en julio de 2012, en plena crisis de deuda soberana. De momento es solo un compromiso sin fecha concreto pero, al final y al cabo, una promesa que ha lanzado esta mañana el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en el Congreso de los Diputados durante la defensa de los Presupuestos Generales del Estado para 2014 que se enfrentan hoy a once enmiendas de totalidad.

El máximo responsable del Fisco ha señalado en el Hemiciclo que el Ejecutivo devolverá estos días de permisos -comúnmente llamados moscosos- «en cuanto la recuperación económica lo permita». No ha sido el único mensaje de optimismo que ha lanzado a los trabajadores públicos a los que Montoro también ha avanzado una mejora de «sus condiciones laborales» cuando «las condiciones presupuestarias lo permitan» y no ha dudado en poner en valor el «gran servicio» que han realizado a España al asumir el recorte de estos días libres y también de la paga extraordinaria de Navidad.

El titular de Hacienda ha lanzado ante el presidente del Gobeirno, Mariano Rajoy, sus compañeros de Gobeirno y los grupos de la oposición un discurso breve que ha pivotado sobre un mensaje de confianza y optimismo en la recuperación económica insistiendo en que lo peor ha quedado atrás. «No sólo hay luz al final del túnel sino que se atisba la salida del túnel» ha asegurado antes de confirmar que España ha superado ya la recesión «al menos técnicamente» y que así lo demostrará el dato de crecimiento de este tercer trimestre. «Cada vez más opinan que España es un ejemplo», ha resaltado en alusión a las alabanzas de varios organismos internacionales.

La asignatura pendiente sigue siendo, y así lo ha admitido Montoro, la creación de empleo. El crecimiento aún no será lo suficientemente fuerte como para generar nuevos puestos de trabajo este año por lo que el desempleo se mantendrá en los niveles actuales. Esta consideración, unida al hecho de que no lanzado grandes mensajes a los desempleados, le ha costado duras críticas por buena parte de los partidos de la oposición, que han acusado al Ejecutivo de ir por un lado y la realidad, por otro.

El próximo año, sin embargo, la tendencia será distinta y el debate se centrará en «cuánto» va a crecer España y cuántos puestos de trabajo va a crear, recalcando que una inflación tan baja como la actual -podría cerrar el año en el 1 por ciento- es el mejor camino para «vivir una devaluación sin reducir el cambio de la moneda».

Toda la actualidad en portada

comentarios