El Rey junto al perro Ajax - efe

Ajax, el primer animal al que el Rey recibe en audiencia

El perro, ahora jubilado, evitó que estallara la segunda bomba del atentado de Palmanova, en el que murieron dos guardias civiles

Actualizado:

El Rey ha recibido este martes en audiencia a un equipo muy especial: algunos de los miembros del servicio de Seguridad de Zarzuela. Entre ellos, se encontraba el precioso pastor alemán Ajax, que a sus casi trece años (equivalentes a los 90 de una persona) ya está jubilado en Antequera, tras una vida llena de entrega y heroísmo. Gracias a su olfato y a su preparación, Ajax detectó el segundo explosivo que colocó ETA en Mallorca en el verano de 2009. Así se evitó que estallara causando más muerte y destrucción de las que ya había provocado una primera bomba, que acabó con la vida de dos guardias civiles, Diego Salvá Lezaunn y Carlos Sainz de Tejada.

Junto a Ajax, Don Juan Carlos ha recibido a los guardias civiles del equipo de Seguridad de la Casa del Rey que aquel fatídico 30 de julio de 2009 se encontraban en su día libre en Mallorca y que se presentaron voluntariamente, sin ser llamados previamente, en el Palacio de Marivent en cuanto oyeron la noticia del atentado. Tras obtener el permiso de sus jefes, estos guardias civiles cogieron a Ajax y se pusieron voluntariamente al servicio de los Tedax que inspeccionaban la zona del atentado en Palmanova. Así fue como el perro localizó el segundo explosivo, que hubiera ocasionado más muerte y horror.

Don Juan Carlos se mostró muy cariñoso con el perro y con los agentes. Ajax le saludó con lametazos y el Rey se interesó por su edad y por el tiempo que estaban operativos estos perros (ocho o nueve años, le dijeron). También dijo que le recordaba a un pastor alemán que él había tenido.

Aunque Ajax se llevó todo el protagonismo, fueron los hombres, a quienes les felicitó por su trabajo, los que despertaron mayor admiración. A la salida de la audiencia, los guardias civiles estuvieron contando su experiencia a los periodistas. Preguntado sobre si eran compañeros cercanos de los agentes fallecidos, Fidel, el jefe del operativo, respondió: «No teníamos vínculos de sangre con los compañeros fallecidos, pero un compañero, en la Guardia Civil, siempre es cercano».

Ajax prestó servicio durante seis años en la Casa del Rey, entre 2004 y 2010, y terminó su vida profesional en Presidencia del Gobierno. Ahora, ya jubilado, pasa sus días en una residencia de Antequera.