Nueve inmigrantes cruzan el Estrecho escondidos en un contenedor de basura
inmigración

Nueve inmigrantes cruzan el Estrecho escondidos en un contenedor de basura

Hacía al menos dos años que no se daba un caso así. «Han corrido un riesgo grave», dicen los operarios

Actualizado:

Nueve jóvenes magrebíes han cruzado el Estrecho escondidos entre la basura de Ceuta que, en camiones, llega en barco al vertedero de residuos sólidos de Los Barrios (Cádiz), donde seis de ellos han sido detenidos.

Hacía al menos dos años que no se daba un caso así, según ha explicado un responsable de la empresa Urbaser, que gestiona este vertedero al que son trasladados los residuos urbanos de Ceuta.

Los nueve inmigrantes, todos ellos jóvenes y varones, han llegado con la fuerza suficiente como para saltar del contenedor de basuras del camión cuando un operario ha abierto esta madrugada el portalón, cerrado durante el viaje, para descargar los residuos en el foso.

«Han corrido un riesgo alto porque, aparte del olor, los contenedores van cerrados, aunque hubiera sido más grave aún si hubiéramos descargado el contenedor directamente sobre el foso», ha añadido.

Los jóvenes debieron meterse entre el cargamento de basuras el domingo por la noche, ya que los camiones cruzan en barco por la mañana hasta el puerto de Algeciras para llegar por la tarde al vertedero.

Fueron descubiertos de madrugada cuando los operarios de la planta abrieron la puerta del contenedor y todos ellos saltaron del mismo y echaron a correr. Un vigilante de la planta logró retener a seis, pero otros tres, según el responsable de la planta, lograron escapar.

Después alertaron por teléfono al puesto de la Guardia Civil de Los Barrios, tras lo cual los agentes identificaron a los seis retenidos, de origen argelino y que se habían fugado del CETI de Ceuta, y les pusieron a disposición del Cuerpo Nacional de Policía.

El responsable de la planta ha explicado que, aunque hay antecedentes de intentar llegar a España por este sistema, el caso «no es normal» desde que hace tres años Ceuta «puso medios y control policial» para evitar que se produjeran.