El Congreso aprueba el proyecto antidesahucios que entrará en vigor en dos meses
Los componentes de la Comisión de Economía y Competitividad del Congreso aprueban el proyecto de Ley hipotecaria - efe

El Congreso aprueba el proyecto antidesahucios que entrará en vigor en dos meses

Los populares admiten las enmiendas de UPN y los beneficiarios del fondo de vivienda social podrán ampliarse a los seis meses

Actualizado:

Luz verde del Congreso al proyecto de ley del Gobierno para la protección de los deudores hipotecarios, que contempla varias de las reivindicaciones de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca —dación en pago, alquiler social— aunque según han criticado todos los grupos de la oposición, de forma insuficiente.

El PSOE ha pedido disculpas y ha reclamado su derecho a enmienda para así poder dejar atrás las diez veces que el último Gobierno socialista votó en contra de iniciativas para mejorar la situación de los deudores hipotecarios, y acusar al PP de desvirtuar la ILP de la PAH y de cometer el «colmo de la indecencia» al no someter el proyecto a debate en el Pleno.

Las críticas, similares desde el resto de los grupos, no han hecho variar al PP su postura, que ha replicado acusando a la oposición de hacer «demagogia» y «usar el dolor ajeno para hacer política».

Con todo, la aprobación en la Comisión de Economía deja alguna novedad como la posible ampliación de los beneficiarios del fondo de vivienda de alquiler social, después de que los populares admitieran las enmiendas de UPN. La votación se ha saldado solo con los votos del PP a favor del proyecto frente al rechazo que ya se esperaba del resto de los grupos.

El texto legal será enviado ahora al Senado donde también tendrá que debatirse para regresar después a la Cámara Baja para su aprobación definitiva. Fuentes populares han asegurado que la tramitación se completará en dos meses, de manera que la nueva ley entrará en vigor en junio, aunque con carácter retroactivo en alguno de sus puntos como la limitación de los intereses de demora para todos aquellos con cuotas hipotecarias impagadas a la entrada en vigor del texto.