España

España / país vasco

Cuando los obispos vascos quisieron poner «precio político» a la paz

Día 11/12/2012 - 18.01h
Temas relacionados

Se cumplen 25 años desde que Setién, Larrauri y Larrea pidieron al Gobierno y a ETA una negociación con «concesiones mutuas». Y lo hicieron 24 horas después de que la banda asesinara en Zaragoza a once personas, cinco niños

«Si la negociación quiere ser la vía de superación de un conflicto, de ella debe nacer el acuerdo en virtud del cual las partes enfrentadas se comprometen a renunciar al enfrentamiento a cambio de las concesiones mutuamente realizadas». Esta afirmación no corresponde a Arnaldo Otegi, Rufino Etxeberria o Joseba Permach. Tampoco a «Mikel Antza» o «Anboto» durante el juicio al que acaban de ser sometidos en París. La afirmación no ha salido de la «Conferencia de Ayete» ni de boca de Currin.

Corresponde, sí, a una carta pastoral que los entonces obispos de San Sebastián, Bilbao y Vitoria, Setién, Larrea y Larrauri, respectivamente, difundieron, además, el 12 de diciembre de 1987, veinticuatro horas después de que ETA asesinara en la casa cuartel de la Guardia Civil de Zaragoza a once personas, de ellas, cinco niños. Con la incendiaria misiva, los prelados arrojaron gasolina sobre el coche bomba con el que el «comando» de Henri Parot perpetró la matanza. La indignación fue total. Los obispos intentaron justificarse con el peregrino argumento de que la difusión de la pastoral estaba prevista desde tiempo atrás. No tuvieron la más mínima sensibilidad de, al menos, aplazarla por respeto a esas once víctimas y sus familiares.

La pastoral y el manual de «Ternera»

A Setién, Larrea y Larrauri les entró mucha prisa para que el Gobierno de Felipe González y la ETA de «Josu Ternera» pisaran el acelerador de la negociación. Con los cuerpos aún sin recibir sepultura, la pastoral consideraba que «las partes comprometidas en el diálogo negociador -también los etarras- han de dar pruebas de honestidad». Para los obispos, «tampoco parece tener sentido hablar de negociación sin buscar la solución por medio de concesiones mutuamente acordadas. La negociación, por su misma naturaleza, implica un precio. Y dado que en el fondo del conflicto que aqueja al País Vasco, se acepte o no, se formule o no explícitamente, subyace un problema político, es inevitable la cuestión de si puede plantearse o no un precio político en la negociación y en qué términos». De hecho, exigían que en la negociación debería tratarse la autodeterminación del País Vasco. Como colofón, en la carta criticaban la expulsión de etarras de una Francia que entonces comenzaba a colaborar muy tímidamente con España en materia de lucha antiterrorista.

Se da la circunstancia de que la matanza de Zaragoza respondía al «manual para la negociación» diseñado por José Antonio Urrutikoetxea, «Josu Ternera», que contemplaba la acumulación de cadáveres, incluidos «ataúdes blancos», sobre la mesa de negociación para así forzar al Gobierno a sentarse y claudicar.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Comentarios:

Sigue ABC.es en...

ABC Marca España
Blogs

La patria vasca

EL BLOG
Federico Ysart

Hollande, Valls y la cruda realidad

TOCA ESPAÑAR
Manuel Erice

El homenaje de Cañete a Carmen Fraga

PIDO LA PALABRA
Paloma Cervilla

Los gorditos y el insultómetro nacional

el Blog de Edurne
Edurne Uriarte

A la caza del contrato

TERMINAL CERO
Luis Ayllón

Arabia Saudí ya es el cuarto país que más gasta en Defensa

por tierra, mar y aire
Esteban Villarejo

25-M: Examen nacional

EL ESCRITORIO
Mariano Calleja

La URSS ha muerto ¡Viva Rusia!

Se están poniendo las bases de la Europa del siglo XXI, con una Rusia que vuelve a ser la gran potencia del Este y exige que se la trate como tal

Lo último...
Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.