España

España

El robo de una furgoneta en 2009 en la A-2, clave en la caída de la red de Gao Ping

Día 10/12/2012
Temas relacionados

El vehículo llevaba más de un millón de euros, y dos años después dos de los implicados, encarcelados, decidieron colaborar con la Policía

La operación Emperador es resultado de al menos cuatro años de pesquisas de la Comisaría General de Policía Judicial (CGPJ), en los que junto al trabajo de los agentes ha resultado fundamental la colaboración de algunas personas de la comunidad china. Es el caso de dos hombres, Hua Zhang y Hongsheng Zhou, de 47 y 49 años, respectivamente, que fueron encarcelados por el robo de una furgoneta perpetrado el 19 de septiembre de 2009 en la A-2, y que casi dos años después decidieron colaborar con los encargados del caso y desvelar algunas de las claves que han permitido acabar con la red mafiosa liderada por Gao Ping. Estos individuos estaban acusados de un delito de robo con violencia y otro de asociación ilícita.

El asalto se había producido a las cuatro menos diez de la madrugada cuando seis encapuchados, pertrechados con dos armas de fuego y un cuchillo de grandes dimensiones, interceptaron otro vehículo similar ocupado por Xiaoming Zou y Jianren y Hua Zhang. Los asaltantes les redujeron a golpes e introdujeron en un vehículo para dos horas después abandonarlos en la calle de Alcalá.

Por estos hechos, Xiamoing Zou, acompañado por Yingwei Chen, alias «Felipe», que hizo de traductor, presentó una denuncia en la que afirmó que le habían sustraído 35.000 euros en género y 5.000 más en efectivo que llevaba en la cartera. Un mes después, sin embargo, la misma persona se presentó en la Brigada de Extranjería de Madrid y dijo que el dinero que le robaron no fueron esos 5.000 euros, sino algo más de un millón.

Por tanto, lo que en principio se presentaba como un asalto más comenzaba a tener unos perfiles más graves, que se confirmaron con una carta manuscrita posterior de uno de los detenidos, Hua Zhang. Su abogado envió la misiva al Juzgado de Instrucción número 1 de Sigüenza, así como al Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención de Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias. En el documento ya se ponía de manifiesto que existía un grupo organizado de chinos que se dedicaba al blanqueo de capitales y a sacar grandes cantidades de dinero fuera de España.

Entrevistas en la cárcel

Aún tuvo que pasar algún tiempo hasta que agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) se entrevistaran con el ciudadano antes citado en el Centro Penitenciario Madrid II, donde igualmente se vieron con otro chino, Hongsheng Zhou, cuyo letrado también se puso en contacto con la Brigada de Blanqueo. La Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) ya tenía en marcha para entonces unas investigaciones muy avanzadas sobre estas actividades.

Zhou reveló que numerosos empresarios chinos que viven en España dedicados a la importación de mercancías declaraban un máximo de 20.000 euros por cada contenedor que introducían, cuando el valor real de los mismos oscilaría entre los 100.000 y los 300.000 euros. Los beneficios, según dijo, eran enviados a China con la colaboración de grupos organizados que se dedicarían a ese trabajo.

Explicó asimismo que la forma de sacar el dinero era por carretera a países del Este de Europa -especificó que uno de ellos era Hungría- e incluso relató que un directivo de la compañía Air China estaría aprovechando el menor control ejercido sobre las tripulaciones de vuelo para sacar dinero en los equipajes de estos, en cantidades que estarían entre cuatro y cinco millones de euros.

Además, contó que había recaudadores que depositaban el dinero en una nave industrial del polígono Cobo Calleja de Fuenlabrada (Madrid) utilizada por Xiaoming Zou, precisamente el denunciante del robo de la furgoneta.

Añadió asimismo que las personas que más dinero enviaban a China eran Xiaoming Zou y Jianren Zhang, que transportaban su propio dinero y el de otras personas, llevándose en este último caso una comisión. Dijo igualmente que muchas de las personas que se dedican al negocio textil actuaban de esta manera para sacar dinero de España, y que además era producto del contrabando y del fraude fiscal derivados de sus actividades comerciales. Y añadió que incluso traficantes de droga colombianos podían utilizar este «modus operandi».

Tres millones camuflados

Hua Zhang, por su parte, explicó que fue en 2007 cuando empresarios chinos comenzaron a sacar importantes cantidades de dinero de España por carretera, camuflado entre mercancías textiles. Contó que en alguna ocasión él mismo había sacado hasta tres millones de euros y que en total hizo unos trece viajes a Italia y Hungría con importantes cantidades, que luego eran enviadas a China.

Además, este testigo aportó dos locales concretos desde los que salía el dinero, uno en la calle León número 8 y otro en la calle Valencia 15, ambos en el polígono Cobo Calleja. En el momento de la partida el dinero ya estaba preparado en cajas, agrupado en paquetes de 10.000 euros compuestos por billetes de 50, 100, 200 y 500 euros. Los encargados de empaquetar el dinero eran Xiaoming Zhou, Jianren Zhang y Belei Zhang. Hacían ese trabajo en sus domicilios y transportaban el dinero en sus coches.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

ABC Marca España
Blogs

El Barça contra la consulta

EL BLOG
Federico Ysart

Hollande, Valls y la cruda realidad

TOCA ESPAÑAR
Manuel Erice

Rato debe dejar el PP

PIDO LA PALABRA
Paloma Cervilla

Bárcenas y los Pujol

el Blog de Edurne
Edurne Uriarte

La izquierda se rinde a Podemos

EL ESCRITORIO
Mariano Calleja

La antorcha y el trabuco

La pérdida del sentido de la realidad es una tragedia colectiva. Menos para los Pujol, que siempre se lo acaban llevando

Lo último...
Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.