El PP llega a la recta final con un 28,3 por ciento y 7,1 puntos más que el PSOE

Podemos gana otro punto en una semana y se acerca a Ciudadanos en el tercer puesto

MADRIDActualizado:

Si las elecciones generales se hubieran celebrado este domingo 13 de diciembre, como llegó a barajar el presidente Mariano Rajoy, y no dentro de una semana, el PP se proclamaría vencedor, con un 28,3 por ciento de los votos, según la última encuesta de GAD3 para ABC. El segundo partido sería el PSOE, con un 21,2 por ciento, seguido de Ciudadanos, con un 18,1 por ciento, y Podemos, que gana otro punto en solo una semana y alcanza el 17,6 por ciento. Si se mantienen las tendencias actuales, dentro de una semana los populares podrían rondar el 29 por ciento y el partido de Iglesias adelantaría al de Rivera.

Pero esta es una foto fija y en una semana puede haber todavía muchos movimientos. Para empezar, este lunes es el debate entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, un cara a cara que, según GAD3, reforzará el bipartidismo, como referente de alternativas en el Gobierno. Queda por ver el impacto del atentado terrorista de Kabul en el ecuador de la campaña, la influencia del debate reabierto sobre la seguridad y la respuesta de España ante los ataques yihadistas. A esto se suma la incertidumbre por un escenario inédito en España, con cuatro partidos que se disputan los primeros puestos y un 41 por ciento del electorado que antes de la campaña tenía dudas sobre su voto, según el CIS.

De momento, este domingo 13 el respaldo al PP podría suponerle entre 117 y 124 escaños en el Congreso. Es previsible una pequeña subida, que según GAD3 podría traducirse en unos 130 escaños en total, pero sin llegar a los 140. La caída desde las elecciones de 2011 es rotunda: entonces logró un 44,6 por ciento de votos y 186 escaños. Pese al desgaste evidente, el partido de Rajoy se ha mantenido primero, con una diferencia de 7,1 puntos respecto al segundo, el PSOE.

El pacto será imprescindible después de las elecciones del 20-D. Rajoy mirará a Ciudadanos, que se mueve en una horquilla de 59 a 63 diputados. El mínimo de la suma entre PP y Ciudadanos sería, ahora mismo, de 180 diputados, cuatro más de los necesarios para la mayoría absoluta. Ambos partidos se están disputando el último escaño en cuatro circunscripciones: Baleares, Barcelona, Cantabria y Madrid. La suma de las dos formaciones no bajaría de esos 180 parlamentarios, que garantizarían la elección de Rajoy.

Tripartito de perdedores

Pero hay otras opciones de pactos que no pasan por el PP, y que supondrían un vuelco en la política nacional. La primera sería el «tripartito de perdedores», entre el PSOE (83-85 diputados), Ciudadanos (59-63) y Podemos (50-53, incluidas sus coaliciones), con el principal objetivo de evitar que Rajoy repita mandato. Los tres sumarían 196 diputados, más que suficiente para investir a su candidato a la Presidencia del Gobierno en primera votación. De ahí que el PP, que pasaría a la oposición, esté insistiendo durante toda la campaña en que debe gobernar la lista más votada. Ninguno de sus rivales se ha comprometido a ello.

Pero hay una tercera posibilidad de pacto que no es descabellada y que en el PP temen de forma especial, porque no requeriría el apoyo de Podemos. Si Sánchez ofrece la Presidencia a Albert Rivera, con tal de que no sea reelegido Rajoy, y ambos acuerdan con Podemos su abstención, el candidato de Ciudadanos sería investido con mayoría simple en segunda votación. Es cierto que hace falta una carambola: que el PSOEy Ciudadanos sumen más que el PP (se cumpliría, con 146 diputados frente a 121); que Podemos acepte la abstención (para evitar que Rajoy sea presidente), y que al menos Izquierda Unida y el PNV se abstengan también.

Uno para Coalición Canaria

Los seis diputados del PNV y los tres o cinco de Izquierda Unida serían fundamentales en este último caso. Pero no los de Bildu (cinco escaños), CDC (ahora Democracia y Libertad, con nueve diputados) ni los de ERC (ocho escaños). El único parlamentario que conseguiría Coalición Canaria sería irrelevante en este juego de pactos, con los resultados de esta encuesta.

Mientras tanto, según se acerca el 20-D se refuerza la idea de que el PP ganará las elecciones: así lo piensan ya el 59,4 por ciento. Solo el 12,3 por cierto cree que ganará el PSOE.