Pactos electorales Los posibles pactos en un Congreso totalmente dividido

El pacto PP-C's (163) no lograría la mayoría simple necesaria, ya que el voto en contra del resto de fuerzas sumaría 187 escaños. El frente de izquierdas, con PSOE, Podemos e IU, necesitaría también del apoyo de un partido nacionalista para sacar adelante una investidura de Pedro Sánchez

Las urnas han confirmado lo que todos los sondeos apuntaban: el Congreso de los Diputados será multicolor. A pesar de que el Partido Popular ha ganado las elecciones con el 28,7% de los votos y 123 escaños, esto no le va a garantizar poder gobernar. La posibilidad de que otras fuerzas políticas pacten hace que los próximos días las negociaciones en los despachos de los partidos sean más importantes que nunca.

Es el artículo 99 de la Constitución el que establece que el candidato que quiera formar gobierno debe solicitar la confianza de la Cámara. Si no logra mayoría absoluta en la primera votación (176 escaños), transcurridas 48 horas le bastaría con mayoría simple (esto es, conseguir más «síes» que «noes») y el plazo para formar gobierno es de dos meses, por lo que, de no conseguirse, deberían volver a convocarse elecciones en este tiempo. Empiezan unas semanas clave para futuros pactos electorales, y estos son los posibles escenarios que pueden darse:

Gobierno en minoría del Partido Popular

Para que el PP pueda formar gobierno, aunque sea en minoría, no le basta solo con sus votos a favor. Debe alcanzar más votos positivos que negativos. La abstención de Ciudadanos no le bastaría, porque PSOE y Podemos sumarían 159 «noes», más que los 123 del PP. Solo podría gobernar si una de las dos formaciones de izquierda también se abstiene, pues no le bastaría buscar apoyos de las formaciones minoritarias (PNV ha obtenido 6 representantes y Coalición Canaria 1).

Que Rivera diga «sí» a un Ejecutivo popular

Si los de Rivera apoyan la investidura de un gobierno con Rajoy, sumarían 163 votos contra los 159 negativos de PSOE y Podemos. La abstención del resto de fuerzas nacionalistas o el voto positivo del PNV (con 6 asientos) y Coalición Canaria (1) les bastaría para gobernar. Sin embargo, Albert Rivera ha dicho en multitud de ocasiones que no apoyará ningún gobierno presidido por Mariano Rajoy o por Pedro Sánchez, aunque sí se abstendría. Mariano Rajoy le ofreció, en cambio, un pacto de gobierno para toda la legislatura, algo que, de aceptarlo, iría en contra de todo lo que ha dicho Rivera hasta el momento.

Un frente de izquierdas de Podemos y PSOE

Los 69 escaños de Podemos y los 90 del Partido Socialista sumarían 159 «síes» en una hipotética investidura. Si Izquierda Unida (con sus 2 votos) o alguno de los partidos periféricos (ERC y sus 9, Democracia y Libertad con 8 o Bildu y sus 2 representantes) vota también de manera favorable, podrían formar un gobierno de izquierdas, frente a la abstención o votos negativos de los populares y los de Ciudadanos (sus «noes» sumarían 163, aunque Rivera ya dijo que facilitaría la investidura de otros partidos absteniéndose). Pablo Iglesias ha repetido durante la campaña que le gustaría llegar a acuerdos puntuales con otras formaciones y que, para negociar, sus cinco ejes principales son: nueva ley electoral, independencia judicial, derechos sociales, medidas anticorrupción y el derecho a decidir.

Tripartito de las tres fuerzas perdedoras

El denominado estos días «pacto de los perdedores» sumaría 199 escaños, aunque parece una opción poco probable y que deja abiertas muchas incógnitas sobre quién presidiría este hipotético gobierno. Ciudadanos ha dicho en reiteradas ocasiones que no entraría a un gobierno donde Albert Rivera no fuera el presidente, por lo que las negociaciones serían duras e, inevitablemente, alguno de los partidos tendría que ceder, aunque Ciudadanos, que ha quedado cuarto en los comicios, tendría la posición más desfavorable para imponerse al resto.

Una Gran Coalición de PP y PSOE

Aunque parece una opción poco probable, durante la campaña algunas voces han apuntado cómo el PP estaría dispuesto a llegar a un acuerdo con el PSOE, una opción descartada por todos los socialistas e incluso calificada «patético y de perdedores» por Susana Díaz. Juntos, sin embargo, lograrían 213 escaños, aunque el pacto apuntalaría a un PSOE que ha obtenido uno de sus peores resultados.

Toda la actualidad en portada

comentarios