¿Qué requisitos debe cumplir un ciudadano extranjero para comprar una vivienda en España?

Deberá disponer de NIE, y en algunos casos necesitará un visado. Tendrá que pagar los impuestos correspondientes y estará también sujeto a la legislación sobre blanqueo de capitales

Actualizado:

Estoy vendiendo mi piso en la playa y tengo buena una oferta de un ciudadano inglés. ¿Necesita algún requisito especial para comprar la vivienda? ¿Tiene que empadronarse en España o tener permiso de residencia? (Consulta de María Teresa del Rey)

Responde Sara García, abogada de Legálitas

Empadronarse en España o tener permiso de residencia no son requisitos necesarios para comprar un inmueble en nuestro país.

Sin embargo, sí deberá disponer de NIE y abonar los impuestos correspondientes. Y para entrar en España necesitará haber cumplido con la normativa vigente al respecto, por ejemplo habrá casos en los que necesite un visado. Estará también sujeto a la legislación sobre blanqueo de capitales.

Aunque en España una compraventa puede realizarse en contrato privado, para que esta tenga acceso al Registro de la Propiedad y por tanto disponga de la seguridad jurídica que este proporciona, deberá formalizarse en escritura pública, acudiendo para ello al notario. El notario exigirá el NIE al comprador extranjero en el momento de identificarle.

Ese mismo NIE se utilizará para liquidar los impuestos que correspondan, en su caso será el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales al ser una vivienda de segunda mano.

Deberá también tener en cuenta que si va a residir en España más de 183 días al año (natural) nuestro país será considerado como su residencia habitual. Por lo tanto, deberá presentar autoliquidación de IRPF en lugar del Impuesto sobre la Renta de No Residentes.

Como vendedor, es importante tener en cuenta que si antes de ir al notario llega a algún compromiso con el comprador, y como consecuencia del mismo retira el inmueble del mercado o rechaza otras ofertas y el comprador incumple, la reclamación puede ser compleja si el comprador reside en el extranjero.

Una solución podría ser realizar un contrato de arras penitenciales, en el que se establecen consecuencias a los incumplimientos de forma que si el comprador se echa atrás pierde la cantidad entregada mientras que si es el vendedor quien incumple, deberá entregar la señal duplicada.