Economía - Inmobiliario

El precio de la vivienda nueva subirá un 8% en 2017, según un informe

CBRE prevé que se alcancen subidas de hasta el 4,3% para las casas de segunda mano

Madrid concentra el 23% de la oferta de obra nueva
Madrid concentra el 23% de la oferta de obra nueva - FOTOLIA

El precio de la vivienda de obra nueva, la más demandada y la de menor oferta, crecerá en el entorno del 8% en 2017, según describe el informe Residencial 2017 de la compañía de servicios inmobiliarios CBRE. Este tipo de inmueble, bien sobre plano o llave en mano, verá aumentar durante el año sus precios "a mayor velocidad" que en el resto de tipologías.

Según indica el informe sobre precios, los incrementos serán moderados en el ejercicio, con una media ponderada de entre el 4% y el 6%; que se prevé que alcance subidas de hasta el 4,3% para las casas de segunda mano.

No obstante, CBRE detalla en su estudio sobre el sector que la recuperación del mercado "no está suponiendo por el momento tensiones importantes" sobre el precio de la vivienda.

La mencionada tendencia moderada al alza de los últimos trimestres viene guiada, opina CBRE, "principalmente por los repuntes" de precio sobre la vivienda nueva.

En ciudades como Madrid, que concentra el 23% de la oferta de obra nueva -la mayor de España- los precios podrían experimentar una subida cercana al 10% para final de año.

El estudio prevé que la demanda de la vivienda nueva en España para los próximos dos años se sitúe entre las 120.000 y 140.000 casas al año.

El presidente de Valoraciones de CBRE, Javier Kindelan, ha explicado en la presentación del estudio que la coyuntura económica favorable, que ha motivado un crecimiento del PIB y un descenso del paro, ha incentivado el consumo privado y el deseo de invertir en vivienda.

Una alta rentabilidad

En ese sentido, el informe destaca que invertir en vivienda en España tendrá una rentabilidad en 2017 de entre el 4% y 4,5% "muy por encima de otros productos financieros". A largo plazo, la rentabilidad de los inmuebles podría alcanzar entre el 7% y el 8%.

CBRE cree que España "sigue siendo un país de propietarios", si bien el segmento de alquiler, añade, "está creciendo de forma continuada". De hecho, el número de hogares arrendatarios (en régimen de mercado o bajo cesión) ha pasado de 19,5% en 2007 a superar el 22% en 2016.

No obstante, Kindelan ha recordado que el alquiler "es todavía una solución minoritaria" en España frente a otros países europeos y ha destacado como obstáculo la "poca capacidad" de los jóvenes para endeudarse y adquirir una vivienda.

El alquiler, precisa el estudio, ha supuesto una alternativa para una parte de la demanda, en particular el segmento con menor poder adquisitivo (jóvenes, solteros u hogares monoparentales).

Esta razón, unida a una mayor seguridad jurídica para el propietario y el auge del alquiler por días, está suponiendo un aumento sobre las rentabilidades medias de la vivienda en alquiler.

Según los datos del Banco de España, la rentabilidad bruta media se sitúa a principio de 2017 en el 4,3% anual, "muy por encima", asegura CBRE, de inversiones alternativas de perfil conservador como el mercado de valores (Ibex 35) o la deuda soberana (Bono a 10 años).

Toda la actualidad en portada

comentarios