Ciudadanos de nueve países europeos adquieren viviendas en España con mayor facilidad
Ciudadanos de nueve países europeos adquieren viviendas en España con mayor facilidad - ABC

Los españoles tienen más dificultades que el resto de europeos al comprar una vivienda en territorio nacional

En nuestro país la remuneración media se encuentra un 15,4% por debajo del salario medio de la Unión Europea

MADRIDActualizado:

La compraventa de viviendas por parte de extranjeros ha descendido en España hasta situarse en torno al 12,85% del total de operaciones registradas en el tercer trimestre de 2017. En este contexto, el portal inmobiliario pisos.com ha comparado la accesibilidad de la vivienda en España tanto para los ciudadanos nacionales como para el resto de europeos, cuya principal diferencia estriba en la capacidad adquisitiva de unos y otros.

Así, ciudadanos de nueve países europeos adquieren viviendas en España con mayor facilidad que los españoles, debido a que en nuestro país la remuneración media se encuentra un 15,4% por debajo del salario medio de la Unión Europea, que alcanza los 1.934 euros. Estos países son Dinamarca, Irlanda, Holanda, Suecia, Alemania, Bélgica, Reino Unido, Francia e Italia, que apenas destinan un 21,80% de su sueldo mensual al pago de una hipoteca media, de 549 euros mensuales, frente al 32,56% que invierten los españoles. En contrapartida, los polacos, rumanos y búlgaros dedican un porcentaje muy superior (112,14% de media) al de los españoles.

Según la Estadística Registral Inmobiliaria correspondiente al tercer trimestre del año, elaborada por el Colegio de Registradores de España, la demanda de Reino Unido supone el 14,75% del total de compraventas de vivienda realizadas en España por extranjeros. Le siguen Francia (8,45%), Alemania (7,81%), Suecia (5,91%), Bélgica (5,70%), Italia (5,60%), Rumanía (5,60%), Holanda (2,57%), Polonia (1,66%), Irlanda (1,31%), Bulgaria (1,17%) y Dinamarca (0,96%)1.

Miguel Ángel Alemany, director general de pisos.com, explica que «la situación política actual podría condicionar el mercado de la vivienda español y justificaría el descenso de operaciones extranjeras. En este sentido, y a pesar de la amenaza que auguraba el Brexit en términos económicos, los compradores británicos siguen protagonizando una parte importante de estas transacciones».

El responsable del portal inmobiliario comenta que «la consolidación de países como Francia o Alemania en la compra de vivienda española es un claro reflejo del nivel de vida de esos países y del escaso esfuerzo económico que requiere ser propietarios en nuestro país, algo que resulta más costoso en su tierra natal».

Con un precio medio de la vivienda en España de 1.562 euros por metro cuadrado, los daneses son los que pueden convertirse en propietarios de una vivienda en España más rápidamente, ya que tienen que dedicar poco más de tres años de salario íntegro al pago de la hipoteca. Por su parte, un español tardaría algo más de siete años en conseguirlo. Mientra, un rumano necesitaría más de 23 años y un búlgaro, más de 30 para adquirir una vivienda en propiedad en España.