Una villa en Marbella (Málaga)
Una villa en Marbella (Málaga) - ABC

¿Cómo escoger la casa ideal para vivir?

En función de las necesidades y prioridades de cada uno hay que optar por unas condiciones u otras

MadridActualizado:

Escoger dónde comprar una casa no siempre es fácil. Unos optarán por ser propietarios de una vivienda cerca de su trabajo, mientras que otros darán prioridad a estar cerca de la familia. Tampoco se debe pasar por alto que la ubicación es un factor determinante. En función de si se comprar exclusivamente para residir o, si por el contrario, la adquisición cumple una finalidad de inversión, las claves de la ubicación variarán. En pisos.com te ayudamos a decidir con mayor criterio

¿Cerca del trabajo o de la familia?

Muchos de los que cogen el coche o el metro cada día para ir a la oficina sueñan con vivir en una casa que les permita ir a sus lugares de trabajo andando. Sin embargo, dejarse guiar únicamente por esta variable es un error. Imagina que, después de hacer caso a esta premisa, te surge una oportunidad laboral que no puedes rechazar pero que te obliga de nuevo a hacer un largo trayecto diariamente. Es preferible estar cerca de amigos y familiares porque estos podrán echar una mano en un momento dado.

¿Con vistas o sin vistas?

No es lo mismo gozar de unas magníficas vistas exteriores que tu terraza dé a un patio de luces interior. Para muestra un botón: los áticos se venden un 30% más caros que el resto de plantas. Este hecho cobra aún más importancia cuando la casa que se pretende comprar está en la costa. Siempre tendrá más caché un inmueble con vistas al mar que a una fachada de ladrillo. Si estás buscando una casa para invertir, debes cuidar este aspecto.

¿Edificio colectivo o construcción independiente?

El chalet unifamiliar es la meta de buena parte de la demanda, pero este tipo de inmuebles es difícil encontrarlos en el centro de las ciudades, a no ser que se cuente con un presupuesto elevado. Además, hay que pensar en los costes de su mantenimiento. Existen urbanizaciones de viviendas con zonas comunes estupendas que no tienen nada que envidiar a los adosados y pareados. Asimismo, el ahorro es sustancial.

¿Barrio tradicional o con proyección de futuro?

Una zona consolidada es sinónimo de dotaciones, ya sean comerciales, educativas o sanitarias, pero también de edificios antiguos cuyas viviendas de segunda mano necesitan más que una simple mano de pintura. Lo que sí es cierto es que se alquilarán con más facilidad. Los proyectos residenciales fruto de planes urbanísticos recientes tienen la ventaja de que son viviendas de obra nueva a estrenar, pero limitan mucho el acceso al ocio, por ejemplo.

¿Accesos por carretera o transporte público?

Hoy en día es posible llegar conduciendo casi a cualquier sitio, por muy aislado que esté. No obstante, si tu objetivo es rentabilizar una vivienda a través del alquiler turístico, debes tener presente que los viajeros suelen moverse en metro o en autobús. Si es una vivienda para residir en ella, todo dependerá de lo que te guste estar al volante o de lo fácil y rápido que lo quieras tener para acceder a servicios como hospitales, cines, restaurantes, etc.