Proyecto de casa giratoria de SH Urban
Proyecto de casa giratoria de SH Urban - ABC

Casas que giran hacia la eficiencia

Estas innovadoras viviendas pueden rotar 360º y ahorrar hasta un 70% de energía

MadridActualizado:

En las últimas décadas a la palabra arquitectura se le han unido múltiples adjetivos: bioclimática, sostenible, inteligente, ecológica y otros muchos. El último calificativo es dinámica, o lo que es lo mismo, casas giratorias.

Este nuevo concepto de viviendas, que rotan sobre su propio eje central en busca de la orientación solar preferida y adecuada para ser más eficientes, consiguen un ahorro energético de hasta el 70% y son capaces de disminuir las emisiones de CO2 hasta un 68% frente a una vivienda convencional. Este ahorro es posible gracias a los paneles termo solares fotovoltaicos que, unidos a la central de aerotermia, suministran energía limpia a la vivienda. Los materiales empleados en su construcción (hormigón para su cimentación, vigas y pilares metálicos y madera en forjados y cerramientos de fachada ventilada e interiores) la hacen alcanzar niveles de eficiencia energética A+.

Una de las pioneras en la construcción de estas viviendas es Sunhouse360, con sede en San Pedro de Alcántara (Marbella) y fundada por el arquitecto malagueño José Carlos Moya y su socio Bertrand Coue. Ellos son el germen de un equipo multidisciplinar de arquitectos, ingenieros y técnicos que han diseñado cuatro modelos distintos de casas giratorias de diferentes tamaños, que oscilan entre los 95 a los 250 m2 de superficie útil.

«Estamos a la espera de la licencia de obras para construir la primera casa giratoria en Estepona, que será del modelo SH Urban de estilo vanguardista y con una silueta de líneas más facetadas y atrevidas que otros modelos, tendrá una superficie útil interior de 225 m2 que se distribuirán en dos plantas totalmente personalizables en su distribución interior y acabados», asegura Moya a ABC.

Una de las piezas clave del proyecto es la plataforma de giro de 16 metros de diámetro sobre la que se levanta la casa y que permite rotar a la vivienda sin límite de vueltas y en cualquiera de los dos sentidos, empleando un máximo de 15 minutos por vuelta. El giro en sí mismo lo realizan dos motores de bajo consumo de 1,5 CV que se alojan en un anillo inferior a la plataforma, donde se encuentra un núcleo central fijo, el intercambiador de instalaciones, que es donde se producen todos los pasos de las instalaciones que se mueven con la vivienda hasta su conexión con las redes fijas de electricidad, saneamiento y conducción de agua.

El sistema de giro de la vivienda SH Urban y sus cuatro modos de uso posible es lo que hacen que la edificación se libere totalmente de las ataduras de su emplazamiento en busca de la mejor orientación solar, que es uno de los primeros retos que los arquitectos tienen que solventar a la hora de afrontar un proyecto. Además, Sunhouse360 ha diseñado una app muy intuitiva que controla el sistema domótico de giro, el cual permite orientar la vivienda de la manera más eficiente para aprovechar al máximo la radiación solar o bien orientarse a los diferentes hitos del entorno, según los deseos del cliente y todo ello desde el smartphone. Los modos son ECO, modo máximo de ahorro en el que la vivienda gira automáticamente y decide según el día y la hora cual es la mejor orientación; modo EGO, la habitación deseada sigue la trayectoria del sol; ONE, una habitación concreta se orienta hacia un hito concreto del paisaje y, por último, el modo MAN de control manual de giro. Todas estas modalidades tienen como objetivo conseguir los niveles de confort térmico deseados, muy importantes por ejemplo en países nórdicos donde las horas de sol diarias son escasas.

En cuanto a precios, sin duda un detalle no menor en este tipo de proyectos, se mueven en el entorno de los 2.000€/m2 + IVA, para España, con lo que el modelo SH Urban rondaría los 550.000 euros + IVA y un periodo de construcción entre 6 y 8 meses. Hay otros modelos más económicos y además también existe la posibilidad de incorporar un módulo giratorio a modo de habitación-suite a una vivienda ya existente, una de las últimas novedades que ha incorporado la empresa de Moya.

Están surgiendo otras iniciativas de viviendas giratorias, como las que construye Ades Tempero Group, que ya tiene disponible una vivienda piloto Ecodomus en Tarazona (Zaragoza). Jaime del Barrio, consejero delegado, explica que «lo que gira es la epidermis de la casa buscando ese confort ambiental mientras que una parte central permanece fija, aunque el concepto de aprovechamiento energético es el mismo. Además la casa genera energía eléctrica residual capaz de alimentar a dos vehículos eléctricos durante todo un año».