Los bancos relajan los criterios para la concesión de hipotecas

Más competencia y las buenas perspectivas económicas, entre las razones, según el Banco de España

MADRIDActualizado:

El Banco de España ha constatado que las entidades financieras de nuestro país están relajando las condiciones para dar créditos tanto a empresas como a familias y, en el caso de estas últimas, en la misma medida para préstamos al consumo como para compra de vivienda, según datos correspondientes al tercer trimestre del año.

Acorde con los datos del regulador «la relajación de las condiciones es fruto del aumento de la competencia entre las propias entidades, las mejores perspectivas económicas generales y en el mercado de la vivienda en concreto, a lo que se une la mayor solvencia de los prestatarios. Por su parte, las condiciones generales aplicadas en estos préstamos se suavizaron de nuevo debido a los menores costes de financiación y a la mayor disponibilidad de fondos».

Sin embargo, el mercado no es homogéneo ya que «se observa un descenso de los márgenes aplicados en los préstamos ordinarios y de los gastos, excluidos intereses, y por otro, se aprecia un descenso de la relación entre el principal y el valor de la garantía, y un aumento de los márgenes aplicados en operaciones de mayor riesgo».

Como consecuencia lógica de esta tendencia al alza el porcentaje de peticiones de fondos rechazadas volvió a reducirse, haciéndolo además a un ritmo algo superior al del trimestre previo.

Las mejores perspectivas del mercado de la vivienda, la la mayor confianza de los consumidores, el descenso de los tipos de interes han contribuido al incremento de solicitudes

A nadie se le escapa que esta reactivación del mercado hipotecario es fruto, a su vez, del tirón de la demanda ya que «las peticiones de fondos para la compra de vivienda han subido. Según las entidades las mejores perspectivas del mercado de la vivienda, la mayor confianza de los consumidores, el descenso en el nivel general de los tipos de interés y, en menor medida, el ascenso de las operaciones de reestructuración de deuda habrían contribuido al incremento de las solicitudes, efectos que se habrían visto contrarrestados parcialmente por el aumento de la financiación con fondos propios y por los cambios regulatorios y fiscales del mercado».

Desde los propios bancos José Luis Martínez Campuzano, portavoz de la Asociación Española de Banca (AEB), cree que «de acuerdo con los datos reales que da el Banco de España el nuevo crédito creció en agosto un 12% anual, resultado de ritmos de crecimiento del 18% en los nuevos préstamos a familias para la compra de vivienda, del 23% en los préstamos al consumo y del 10% en la nueva financiación bancaria a empresas».

Para la AEB «el programa de compras de activos puesto en marcha por el Banco Central Europeo ha sido positivo en términos de liquidez y rentabilidad. La liquidez obtenida se ha dedicado especialmente en España a relajar las condiciones de financiación pero no ha tenido impacto en los criterios de aprobación de los préstamos».

Para el cuarto trimestre el año, según el Banco de España en base a la información de las entidades «no se espera que los criterios de concesión de préstamos varíen ni tanto los destinados a empresas como a hogares, de modo que la previsión es que las peticiones de fondos aumentarán en todas las modalidades de préstamos.

Tipo de interés medio del 2%

Según datos de la Asociación Hipotecaria Española el tipo medio de los préstamos hipotecarios a más de tres años para la compra de vivienda libre concedidas por las entidades de crédiro que operan en España fue del 1,873% en septiembre, tipo que sube al 2% en el caso de las hipotecas entre 1 y 5 años. Este tipo es el resultado de aplicarle el diferencial que cada entidad fije al Euríbor a un 1 año, que en septiembre cerró en el -0,168%, tendencia negativa en la que lleva ya muchos meses, en concreto desde febrero de 2016, y que se prevé continúe tras la decisión tomada ayer por el Banco Central Europeo (BCE) de dejar sin cambios los tipos de interés, con lo que la facilidad marginal de crédito y la facilidad de depósito se mantendrán sin variación en el 0,00%, el 0,25 y -0,40% respectivamente.

La previsión es que esta tendencia a la baja del Euríbor se mantenga también en el cierre de octubre ya que cotiza en el -0,018% en su tasa diaria. Los analistas de Bankinter no esperan que el índice se recupere a corto plazo, de modo que su tasa mensual podría situarse entre el -0,20% ó el -0,30% a finales de año y solo cerraría en el 0% en 2019 si finalmente el BCE sube tipos, cosa que no esperan los mercados que se produzca a corto plazo.