Cómo llamar a las puertas del empleo por Whatsapp
Cómo llamar a las puertas del empleo por Whatsapp - ABC
Emprendimiento

WasabiJobs, la startup española que ayuda a buscar trabajo a través de Whatsapp

La joven empresa pone en contacto compañías que buscan trabajadores con personas que necesitan un empleo

Actualizado:

Unos consiguen empleo por medio de entrevistas, otros lo logran a través de becas, pero también hay quienes recurren a una vía mucho más original: Whatsapp. Es el caso de quienes confían en la startup española WasabiJobs. Nacida de la mente de Antonio Quirós en 2016 y puesta en marcha en febrero del año siguiente, pone en contacto empresas que buscan trabajadores con personas que necesitan un empleo, casi siempre, de cara al público y en el sector del ocio. Nada más enviar las palabras mágicas «Quiero trabajar» al número 622 226 858 comienza la aventura. De forma automática, el usuario entra en una página web para escoger los puestos que le interesan, el horario que le viene bien, la ciudad en la que se encuentra; también graba un vídeo a modo presentación, un curriculum para el que no hace falta papel. Una serie de especialistas en recursos humanos se encargan de elegir los perfiles que más se ajustan a lo que pide la empresa, que siempre tiene la última palabra.

Digitalización «humana»

Alfonso Luengo y Abhir Hathiramani, dos de los responsables del proyecto, aseguran que personas desde los 18 hasta los 65 años han probado suerte y han intentado buscar trabajo a través de su servicio, gente que ha sabido de ellos «a través de redes sociales o de anuncios en estaciones de metro». Explican que la startup, que se zambulle de lleno en el mundo de los recursos humanos, recurre a las tecnologías y a las novedades que surgen del sector. Aunque suene paradójico, afirman que digitalización y humanización se unen: «Gracias a lo digital estamos ayudando a la gente, haciendo que sea más feliz». Todo ello, en un momento en que las cifras del paro siguen preocupando a la población: es el problema más grave al que se enfrenta España, según el barómetro lanzado por el CIS el pasado mes de mayo. Para Luengo, «hay una alta tasa de desempleo (…) y mucha gente tiene un sentimiento de desconexión con el mundo laboral, porque, tras presentarse a algún trabajo, ni recibe respuesta».

Estas dos últimas semanas, parte del equipo pasó sus días en Menorca: participaban en un programa anual, «Menorca Millennials», que les ha ayudado a establecer contactos con inversores y con otras empresas, a absorber nuevas ideas con la playa como telón de fondo y a tomarse un respiro para coger impulso, siempre en equipo. Sentados en una terraza que da al mar y con ropa de playa, contaban que el verdadero secreto para que el proyecto avance es la relación que tienen entre ellos, un equipo de ocho personas con vistas a ampliarse. En palabras de Hathiramani, funcionan como «un cuerpo y, si falla un órgano, repercute en todo».

De izquierda a derecha: Abhir Hathiramani, Antonio Quirós y Alfonso Luengo, de WasabiJobs, en el programa de desaceleración «Menorca Millennials»
De izquierda a derecha: Abhir Hathiramani, Antonio Quirós y Alfonso Luengo, de WasabiJobs, en el programa de desaceleración «Menorca Millennials»

«Menorca Millennials»

Es precisamente la compenetración que existe entre ellos uno de los factores que los llevó hasta la isla balear. Los organizadores de «Menorca Millennials» tuvieron que elegir 30 startups entre las 400 que se presentaron, procedentes de 60 países diferentes. Belén Moscoso, directora de marketing, explica que, para la selección, no solo se tuvo en cuenta la «fortaleza del equipo», también se consideraron los modelos de negocio, si el proyecto tenía evolución o no, si era al menos la segunda startaup en que los equipos estaban involucrados y si tenían un modelo ya testado en el mercado. Además, este año se añadió un nuevo requisito: que las startups estuviesen alineadas con alguno de los 17 objetivos de sostenibilidad de la ONU.

Al reunir todas las exigencias, WasabiJobs se erigió como una de las elegidas para la cuarta edición de «Menorca Millennials», cuya puesta a punto ha llevado tras de sí casi un año de trabajo. Charlas de motivación y reuniones con inversores se entreveran con momentos de relax y hasta concursos de hacer paella. Un resultado con el que Moscoso se muestra satisfecha: «Los representantes de las startups llevan dibujada la sonrisa en la cara; se les ve aprovechando el momento, muy interesados con todo lo que está pasando. La sensación es positiva y de muchas ganas».

Emprender en España

En este escenario, tanto Luengo como Hathiramani se muestran esperanzados con el futuro de los emprendedores en España. Explican que «hay un montón de gente espectacular» –desde Amancio Ortega hasta los fundadores de Pompeii o Howkers– y que, aunque «el emprendimiento aún no está en nuestro ADN», pronto lo estará. «Es cuestión de tiempo», aseveran. Lo único que hace falta –a sus ojos– es quitarse el miedo «al riesgo, al fracaso» y considerar el emprendimiento como una «opción dentro del mundo laboral». También aluden al sistema educativo cuando Hathiramani narra: «Estudié en Londres y he notado que en mi curriculum universitario di el triple de clases de emprendimiento que la gente que estudia aquí, y eso es un 3-0. Es necesario que se empiece a insistir en que el emprendimiento es una aventura».