Vídeo: La CE abre expediente a varios países por no sancionar a Volkswagen [8-dic-2016] - ATLAS

Volkswagen acepta una multa de 4.000 millones en EE.UU. y cargos contra seis de sus ejecutivos

El grupo germano desembolsará en el país norteamericano cerca de 20.000 millones de dólares por el «dieselgate»

MADRIDActualizado:

Volkswagen ha acordado con el Gobierno de EE.UU. abonar una multa de 4.300 millones de dólares (cerca de 4.050 millones de euros) para dar carpetazo a las demandas criminales y civiles derivadas del escándalo del «dieselgate», por el sistema que instaló en los motores diésel de 600.000 vehículos del país norteamericano -y 11 millones en todo el mundo- mediante el que falseaba los datos de emisiones de NOx (óxidos de nitrógeno, considerados cancerígenos).

En un comunicado, el grupo germano ha confirmado que, además de la cifra de la sanción, el pacto con el Departamento de Justicia se basa en el «reconocimiento de culpabilidad» bajo la normativa estadounidense, acuerdo que está sujeto a la aprobación del tribunal federal de los EE.UU. y que incluye el nombramiento de un «monitor independiente» durante un periodo de tres años. Esta figura se encargará de «evaluar, supervisar y controlar el cumplimiento de los términos de la resolución por parte de la compañía».

Esta sanción se une a los cerca de 15.000 millones de dólares (14.180 millones de euros) que el grupo se ha comprometido a desembolsar a los propietarios de los 600.000 automóviles afectados en EE.UU. por la vía extrajudicial, así como para paliar los daños medioambientales. Por tanto, la factura del escándalo en el país norteamericano se aproximará a los cerca de 20.000 millones de dólares, una cifra que se sitúa al nivel de la que era la mayor sanción impuesta por EE.UU. a una compañía privada hasta la fecha: los 20.800 millones de dólares que tuvo que abonar la petrolera británica BP por los vertidos en el Golfo de México de 2010.

Volkswagen reconoce que el volumen de las sanciones y compensaciones excederá las provisiones de 18.200 millones hechas hasta el momento, aunque no especificó en qué medida.

Prácticamente al mismo tiempo que la dirección de la multinacional automovilística aceptaba los términos de la sanción, representantes de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) y del Departamento de Justicia anunciaban el acuerdo y añadían, como dato adicional, el anuncio de la imputación de seis directivos alemanes del grupo: Heinz-Jakob Neusser, Jens Hadler, Richard Dorenkamp, Bernd Gottweis, Jürgen Peter y Oliver Schmidt. El último de ellos, interlocutor durante el periodo 2012- 2015 entre la firma automovilística y las autoridades medioambientales norteamericanas, fue detenido el pasado fin de semana en Miami.