Tienda de relojes Swatch
Tienda de relojes Swatch - REUTERS

Swatch ganará un 60% menos por la menor demanda asiática

El beneficio de la compañía suiza bajará hasta los 248 millones de euros

MADRIDActualizado:

La empresa de relojes Swatch prevé reducir su beneficio neto en los primeros seis meses de su ejercicio fiscal correspondiente a 2016 entre un 50% y un 60% respecto al año anterior como consecuencia del descenso de ventas en mercados importantes como Hong Kong o Europa, ha informado la compañía en un comunicado.

Según las estimaciones de empresa, el beneficio neto en la primera mitad del año se situará aproximadamente en los 270 millones de francos suizos (248 millones de euros), frente a los 548 millones de francos suizos (503 millones de euros) registrados en los primeros seis meses de 2015.

La cifra neta de negocio se espera que se reduzca en un 12%, hasta 3.688 millones de francos suizos (3.382 millones de euros), debido a un descenso de las ventas en Hong Kong y Europa, especialmente en Francia y Suiza, mientras el nivel de negocio de China continua demostrando un rendimiento «positivo».

Ganará la mitad de lo que obtuvo el año pasado

Swatch también estima que el beneficio neto operativo se reducirá entre un 50 y un 60%, lo que situaría el dato por debajo de los 380 millones de francos suizos (348 millones de euros).

La compañía explicó que en este periodo no ha reducido su plantilla, ya que «la tradición y su filosofía a largo plazo» provocan que no considere a sus empleados «solo como un gasto» y haya mantenido su nivel de inversiones y de marketing para alcanzar el incremento de precios.

Tras el comunicado, las acciones de la compañía se han llegado a desplomar un 15,4% en la Bolsa de Zúrich, hasta los 250,7 francos suizos (230 euros), aunque posteriormente se han estabilizado en el entorno de los 262 francos suizos (240,3 euros), lo que supone una devaluación del 9,5%.

Por qué ganará menos

Entre los principales motivos de la caída en ventas de la empresa están en la pérdida de ventas en el mercado oriental, principalmente, a raíz del descenso de ventas y de que han mantenido a su plantilla a pesar de haber sufrido cancelaciones «importantes» de pedidos.

Hace escasos días hemos conocido la aprobación de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo aprobó por mayoría esta decisión, aunque con un voto particular en contra, desestimando así el recurso presentado por los sindicatos, que reclamaban la nulidad del ERE.

En este caso, la empresa suiza ha decidido mantener el completo de su plantilla a pesar de que esto repercute directamente en las cuentas de la compañía ya que el nivel de ventas se ha visto reducido considerablemente.